Rescatan a 5 niños de un rancho donde los explotaban

El gobernador de Coahuila indicó que recibían un pago de 85 pesos diarios, por una jornada laboral de 10 horas de lunes a domingo. No informó si hay personas detenidas.
Les pagan 100 pesos y les descuentan la mitad por comidas.
Les pagaban 85 pesos al día por jornadas de 10 horas. (Luis Alberto López)

Saltillo, Coahuila

En un operativo de inspección la secretaría del Trabajo rescató a cinco menores de edad de la explotación laboral en un rancho agrícola, donde se dedicaban a la pizca de melón.

"Cuando creamos la Secretaría del Trabajo, uno de sus objetivos era evitar injusticias. Es muy importante la generación de empleo, pero también es muy importante evitar excesos y en algunas pocas ocasiones se presentan este tipo de excesos", expuso el gobernador Rubén Moreira Valdez. 

Los menores son originarios de San Luis Potosí, no cuentan con la edad permitida para laborar y recibían un pago de 85 pesos diarios, por una jornada laboral de 10 horas de lunes a domingo.

Dijo que fue gracias al programa de visitas periódicas en empleos de riesgo, donde se puede dar la explotación, que se logró encontrar a los menores.

"El viernes se detectó un rancho alrededor de Paila, donde se rescataron unos menores y también se están haciendo observaciones muy fuertes por la condición en la que estaban viviendo los trabajadores", comentó.

Los trabajadores tanto adultos como menores no son coahuilenses, "pero son trabajadores mexicanos y en el caso de los niños, estaban en unas condiciones terribles de trabajo".

Señaló que la SETRA realiza la investigación, levantó actas y dio vista a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por el tema de trata de personas. 

"La Procuraduría actuó, se dio vista a la autoridad federal y se va a proceder conforme a derecho, pero las condiciones en las que estaban son muy, muy terribles, infrahumanas", aseguró.

Moreira Valdez no reveló si ya hay personas detenidas.

Los menores son originarios de San Luis Potosí, no cuentan con la edad permitida para laborar, trabajaban en condiciones no adecuadas y que ponían en riesgo su salud.

Recibían un pago de 85 pesos diarios, por una jornada laboral de 10 horas de lunes a domingo.