20 mil niños transitan por México al año rumbo al norte

Los infantes son presa fácil para que sean secuestrados y ponerles a trabajar en actividades como la prostitución.

Guadalajara

En México transitan anualmente 20 mil niños migrantes no acompañados. Menores de edad salen de sus casas ubicadas en estados del sur de México y de países centroamericanos con el objetivo de llegar a Estados Unidos para reunirse con sus padres o huir de sus hogares por la violencia intrafamiliar de la que son víctimas, de acuerdo a Ramón Gómez, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

El 80 por ciento de niños y adolescentes no logran su cometido.  Durante su recorrido son asegurados y puestos a disposición de las autoridades para definir su situación migratoria. Su aseguramiento se realiza principalmente en Baja California, Sonora, Veracruz, Chiapas, Estado de México, Tabasco y Oaxaca.

“De por sí la situación vulnerable de un migrante adulto es bastante marcada, imagínate el carácter de vulnerabilidad que tiene un pequeñito, una pequeñita, cuyos recursos para transitar son más limitados, por lo tanto su travesía suele ser más larga, suele ser marcada por trabajo. Esto es, en tanto en las orillas de las poblaciones por las que transita el tren podrás observar trabajando o solicitando comida, trabajando como basurero, en las plazas, realizando trabajos degradantes”, explicó Ramón Gómez,  investigador de casos de niños no acompañados de la UdeG.

Los infantes son presa fácil para que sean secuestrados y ponerles a trabajar en actividades como la prostitución y demás trabajos denigrantes para un menor. De igual forma, los niños no acompañados son asegurados por las autoridades como mayor facilidad para el posterior retorno a su país.

“Un niño puede migrar por diversas causas: primero, y la que más se presenta es la intención de reunirse con el papá y la mamá que ya radica en los Estados Unidos. Dos, por violencia de que es sujeto en su familia y el pequeño decide huir del hogar y una estrategia de salir es ‘me voy a los Estados Unidos’, y la tercera está muy emparentada por el de los adultos, es decir, aquí hay mucha pobreza y dicen que  en Estados Unidos se vive mejor”, señaló el especialista.

De acuerdo a la delegación Jalisco del Instituto Nacional de Migración (INM), durante el año sólo se ha registrado un menor que transitaba solo rumbo a los Estados Unidos. El joven originario de Honduras fue atendido y ya se trabaja en el proceso para entregarle una condición de instancia de visitante en el país.

La delegación cuenta con diez Oficiales de Protección a la Infancia (OPI), encargados de garantizar el respeto de los niños y adolescentes no acompañados para orientarlos sobre derechos humanos, protegerlos y canalizarlos a dependencias como el DIF, la Fiscalía General o Centros de Salud. De igual forma fungen como acompañantes durante el proceso de repatriación o regulación, “si no vienen acompañados nos ponemos en contacto con la familia, sólo en el caso de que el niño no venga por una situación de refugio. Si el niño viene por una situación de refugio y damos parte a la familia y damos parte a un aviso consular puede que la familia esté afectando sus derechos humanos, por eso la investigación”, explicó Rocío Mercado López, agente federal certificada como OPI. 

Claves

Algunos datos

- 20 mil niños migrantes no acompañados transitan anualmente en México

- Son originarios de: Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Guatemala, El Salvador y Honduras

- El 80 por ciento no logra llegar a Estados Unidos

- Son asegurados principalmente en: Sonora, Baja California, Chiapas, Veracruz, Estado de México, Tabasco y Oaxaca

- El rango de edad de niños migrantes es de 14 a 17 años. Hay casos de menores de 8,9 y 10 años

- En Jalisco hay 10 Oficiales de Protección a la Infancia (OPI)