Niños reciben manos mecánicas

La donación se hizo dentro del marco del concurso “Una idea para cambiar la historia”, que promueve History Channel.
El donativo de los 40 brazos mecánicos se llevó a cabo en las instalaciones del Museo Trompo Mágico.
El donativo de los 40 brazos mecánicos se llevó a cabo en las instalaciones del Museo Trompo Mágico. (Víctor Hugo Ornelas)

Guadalajara

El rumbo que tomará la vida de 40 niños y jóvenes en Jalisco, dio un giro a partir de este sábado, cuando a través del proyecto “Una idea para cambiar la historia”, que promueve  History Channel, recibieron en donativo, una mano mecánica de fabricación 3D, que les permitirá mejorar su calidad de vida, en algunos casos, al recuperar un miembro que perdieron durante un accidente, en otros, para poder sentir por primera vez lo que al nacer no tuvieron.

El Concurso “Una Idea para Cambiar la Historia”, es un proyecto que tiene por objeto promover a "aquellas personas que actualmente están trabajando para constituir un legado que se inspire en la historia y la impulse hacia adelante, con un pensamiento útil y significativo, para beneficio de las generaciones futuras y cuyo impacto social pueda cambiar la historia de la humanidad”, tal como fue el caso de Gino Tubaro, un joven argentino que fue ganador en la edición 2015 del concurso y recibió los fondos para desarrollarlo.

El donativo de los 40 brazos mecánicos, se llevó a cabo en las instalaciones del Museo Trompo Mágico, en Zapopan, recinto en dónde una caja de cartón con un gran moño rojo, esperaba a niños y jóvenes que previamente fueron seleccionados por el sistema DIF Jalisco para ser beneficiarios del proyecto.

La caja contenía diversas piezas de colores y un manual, los niños y sus familias, acompañados del equipo de trabajo de Gino Tubaro y pudieron participar en el armado pieza por pieza de esa mano que pasará a formar parte de cada uno de ellos, “estoy muy contenta, él nació sin una mano, él está feliz, quería una mano que tuviera dedos“, señaló Alma Yolanda, madre de Vicente, mientras que Julia Esther, explicó la importancia de que su hijo Gerardo, pueda tener acceso a esa mano mecánica, luego de perder su extremidad con un cohetón, “va a poder agarrar, cosas, me siento contenta porque podrá seguir su vida normal”.

En su edición 2016, “Una Idea para Cambiar la Historia”, otorgará como primer premio, la cantidad de 60 mil dólares que deberá ser invertida en la idea con la que participó el concursante, mientras que al segundo, tercero, cuarto y quinto lugar, una bolsa de 40 mil, 20 mil y 10 mil dólares respectivamente.

Los ganadores se darán a conocer el próximo 7 de diciembre en un evento de gala en la Ciudad de México, y entre los finalistas se encuentran un neurosimulador por imágenes virtuales, un radar para personas con discapacidad, la creación de un filtro solar que absorbe dióxido de carbono, tecnología para el servicio de discapacitados y un horno de fabricación autónoma.

GPE