Niñas que hicieron bullying intentaron huir solas a Veracruz

Una de las menores dejó un recado en su casa, en el que se despedía de sus padres y les pedía que no la buscaran en ningún lado.
Archivo. Estudiantres en salón de clase.
Archivo. Estudiantres en salón de clase. (Especial)

San Luis Potosí

Tres niñas de una escuela primaria, arrepentidas porque habían hecho bullying a otra de sus compañeras y temerosas porque les advirtieron en la institución que recibirían una sanción, intentaron irse solas de la capital de San Luis Potosí al estado de Veracruz.

Los hechos fueron conocidos por la Procuraduría General de Justicia del Estado cuando la madre de una de ellas, Paulina, acudió a denunciar su desaparición.

De inmediato personal de Alerta Ámber y agentes de la Policía Ministerial se movilizaron para ubicarla, entrevistando a la afligida mujer.

Esta les dijo que su hija y dos compañeras más habían agredido a otra alumna del mismo colegio donde cursan el sexto grado y que las autoridades educativas les informaron que serían sancionadas porque no permitirían ese tipo de abusos.

Añadió que antes de que Paulina desapareciera de la casa, les dejó un recado en el que se despedía de ellos, les pedía que la perdonaran y no la buscaran en ningún lado.

Con estos datos los servidores públicos de inmediato se activaron y de acuerdo a la experiencia con otros casos de menores desaparecidas, rato después ya estaban en la Terminal Terrestre Potosina buscando taquilla por taquilla.

No tardaron tanto en ubicar a las tres menores, se informó a los familiares y fueron llevadas a las oficinas de la Procuraduría.

Dijeron que tenían planeado irse a Veracruz para llegar con los familiares de una de ellas y que estaban arrepentidas por el acoso escolar que habían hecho a otra niña pues sabían que eso no era correcto.