Nevada histórica colapsó la autopista Durango-Mazatlán

Más de 30 horas permaneció cerrada la autopista debido a la intensa nevada que cayó esta madrugada; personal de la PF y de la SCT utilizó camionetas todo terreno para despejar el camino.
Cientos de viajeros quedaron detenidos en las casetas de cobro a lo largo de la carretera Durango-Mazatlán debido a las condiciones del clima.
Cientos de viajeros quedaron detenidos en las casetas de cobro a lo largo de la carretera Durango-Mazatlán debido a las condiciones del clima. (Ángel Carrillo)

Durango

Más de 30 horas permaneció cerrada a la circulación en la autopista Durango-Mazatlán y una vez que fue reabierta, Caminos y Puentes Federales determinará el daño que sufrió la carpeta asfáltica debido a la lluvia y el frío extremo.

Personal de la Policía Federal y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tuvieron que utilizar camionetas todo terreno para despejar el camino cubierto por 30 centímetros de hielo, producto de la quinta tormenta invernal y el frente frío 33, que afectó las comunidades serranas de Durango.

De acuerdo con José Abad Calderón, meteorólogo de la Comisión Nacional del Agua, el espesor que alcanzó la nieve fue de consideración, incluso para regiones como la sierra duranguense, donde es común este tipo de fenómenos climatológicos.

El gobierno municipal habilitó tres albergues para que los viajeros que quedaron varados pudieran resguardarse del frío.

"Se trata de una precipitación en forma de nieve que tenía 20 años de no presentarse", destacó.

A partir del kilómetro 20 de la autopista Durango-Mazatlán comenzó la caída de aguanieve esta madrugada y el termómetro registraba menos ocho grados centígrados.

Cientos de viajeros quedaron varados en las casetas de cobro a lo largo de la autopista Durango-Mazatlán debido a las condiciones climatológicas que imperaban.

Algunos conductores no se arriesgaron a dormir en la autopista y decidieron pasar la noche en la población de El Salto, donde la demanda de habitaciones y restaurantes no fue la suficiente para atender a las personas.

Caminos y Puentes Federales enfoca sus esfuerzos en reparar los tramos de pavimento que quedaron dañados.

El gobierno municipal habilitó tres albergues para que los viajeros, en su mayoría originarios de Mazatlán y Durango, pudieran resguardarse del frío.

"Vinieron más de mil personas de lugares como Zacatecas, Durango, Mazatlán y Torreón que querían cruzar a Sinaloa pero por las condiciones del ambiente, les fue imposible. Les dimos comida y albergue", dijo Daniel Flores, director del Desarrollo Integral de la Familia de El Salto.

La combinación de varios factores como la humedad, las bajas temperaturas y el trazo en las carreteras favorecieron la formación de "hielo negro" (una fina capa de nieve vidriosa sobre la carpeta asfáltica).

Dos unidades de carga pesada colisionaron en el kilómetro +56 de la autopista Durango-Mazatlán debido al exceso de velocidad y las condiciones del pavimento, situación que llevó a que la Policía Federal cerrara temporalmente esa vía.

Cerca de las 14:00 horas las autoridades de Protección Civil de Durango determinaron reabrir la autopista, pero determinaron mantener patrullajes constantes en los caminos de la carretera que conectan con las comunidades rurales, además de la instalación de puestos de emergencia con la participación de la Secretaría de Salud y Ángeles Verdes.