El negocio de la L7 es la publicidad: opositor

El proyecto el Metrobús carece de interés social y representará doble gasto, asegura.
Víctor Juárez.
Víctor Juárez. (Ariana Pérez)

México

Víctor Juárez, uno de los vecinos opositores a la Línea 7 del Metrobús, aseguró que este proyecto no tiene interés social, pues el costo será muy elevado e implicará un doble gasto y un riesgo de seguridad para los usuarios.

Detalló que no hay una oposición per se contra mejorar el transporte público, sino contra este proyecto, el cual —aseguró— no tendrá beneficios.

En entrevista con MILENIO, comentó que no tiene ningún interés político en este tema, sino que como ciudadano creó que más que mejorar el transporte se está haciendo negocio. Además, aseguró que hay conflicto de interés con los concesionarios.

“Lo que quiero decir en el caso del Metrobús, no es que esté horrible, lo que pasa es que es una solución que no tiene interés social. Si yo le digo a usted que una mujer va segura en un camión que recorre 27 kilómetros y que le cuesta dos pesos, como por qué la quiero bajar a la altura del Campo Marte cobrándole 10 o 12 pesos y luego hacerla caminar a las 7 de la mañana o a las 8 de la noche al Auditorio para que tome su camión a Santa Fe. Me parece que no hay un interés social para este usuario en particular”, explicó.

En el caso de la Línea 7, aseguró que el negocio es para particulares, pues se abrirán 898 espacios de publicidad, mientras que en las seis líneas existentes, entre todas juntas, hay 700 lugares para colocar anuncios.

En este sentido, la contraprestación por la publicidad significará para el gobierno una ganancia de 11.5 millones de pesos por año durante una década. Mientras que el valor de explotación de dichos espacios va de 3 mil 200 a 5 mil millones de pesos.

“A mí lo que me hizo meterme a esto y salir de mi madriguera, donde estaba tan cómodo, es decir por qué disfrazar un servicio innecesario que arriesga a la gente y que se vuelve más caro. Cuando empecé a rascarle, dije: ‘Esto es un negocio de publicidad´”, abundó.

Dejó en claro que no tiene intereses políticos en el tema y los vecinos que lo han señalado como líder ni siquiera forman parte de los comités ciudadanos.

En una carta enviada a esta diario, Juárez señala que los supuestos líderes de las manifestaciones contra la Línea 7 son Gustavo García, un abogado con prácticas profesionales legales en diversas áreas jurídicas; Mauricio Soto, empresario de Polanco, y Eduardo Farah, coordinador del Comité Ciudadano Polanco-Chapultepec.