98 municipios padecen por la calidad del agua

Los casos mayores están sobre 21 acuíferos sobreexplotados; contaminación por metales, la más costosa, en Toluquilla, al sur de la ZMG, y en Los Altos.
Los problemas se acentúan en acuíferos sobreexplotados
Los problemas se acentúan en acuíferos sobreexplotados (Carlos Zepeda)

Guadalajara

De los 125 municipios del estado de Jalisco, 98 tienen problemas de calidad en sus fuentes de abastecimiento subterráneas. Esto va desde casos simples de turbiedad y color que se detonan en el periodo de lluvias, hasta presencia metales como fierro o manganeso, metaloides como arsénico, o sustancias tóxicas como flúor y nitrógeno amoniacal. Si no se invirtiera en su potabilización, los consumidores estarían tomando en muchos casos veneno.

El director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Felipe Tito Lugo Arias, asegura que se tiene debidamente monitoreado el estado para evitar que ello suceda, en más de 800 sistemas de abastecimiento que van desde el enorme SIAPA metropolitano, con cuatro millones de moradores, hasta la pequeña junta de agua potable del poblado de La Cuesta, en el municipio de Talpa de Allende, con apenas algunas decenas de vecinos.

La clave es identificar bien los problemas por medio de los monitoreos que implican levantar muestras y hacer exámenes de laboratorios. El SIAPA hace 650 mil al año, la CEA apoya a los organismos medianos y pequeños, hace casi diez mil. Hay además una gran experiencia en el tema que permite tener clasificados los problemas acuífero por acuífero y municipio por municipio (ver recuadro anexo). Los problemas de calidad se acentúan en aquello acuíferos que están sobreexplotados, es decir, que se les saca más agua de la que recargan cada año, lo que hace que deba bombearse cada vez de más profundo el agua, y se llegue a mantos de agua fósil o fuertemente mineralizada.

Es el caso del valle de Toluquilla, que de por sí tiene el problema de la abundancia de minerales a muy pocos metros del suelo. Como se trata de un valle de agricultura intensiva, el abatimiento del acuífero es continuo: un descenso de hasta cuatro metros por año. Potabilizar esa agua rica en arsénico, fierro y manganeso se ha hecho cada vez más costoso. La planta de tratamiento que mantiene el SIAPA en la zona, por medio de un concesionario, explica bien el problema: se estima que sale tres veces más caro potabilizar un metro cúbico de esas aguas subterráneas que un m3 proveniente de una fuente superficial como el lago de Chapala.

Otro caso preocupante es la región alteña, también sobreexplotada debido a la alta actividad agrícola y pecuaria y a que tiene las precipitaciones más modestas de la entidad, después del norte de Jalisco. Allí, el agua se debe potabilizar pese al fierro, al manganeso y al fluor abundantes.

“Aquí en el estado tenemos 59 acuíferos, de los cuales hay 21 que ya están al tope, o por sobreexplotación o porque se ha llegado a un equilibrio entre lo que se les extrae y lo que se recarga en ellos; son esos 21 acuíferos lo que suelen dar los mayores problemas”, subraya el funcionario. No es casual que correspondan a las zonas económicas más pujantes y pobladas.

El Registro Público de Derechos de Agua señala que hay alrededor de 25 mil pozos autorizados, de los cuales, son para uso agrícola cerca de 19 mil; tres mil para uso urbano 800 pecuario y 700 de industria, lo que explica la gran presión sobre el recurso.

- Si se atiende al tamaño de población, ¿cuál es el municipio que más les preocupa en la CEA?

- Tlajomulco, pero no es nuevo, es un problema que se registró de forma clara desde comienzos de los años noventa, cuando el mismo SIAPA perforó una batería de pozos y se dio con el problema; sabemos que tiene excesos en los parámetros de los metales pesados, y la prueba está ahí la planta de Toluquilla, donde se potabiliza ya con toda la tecnología de punta.

La tendencia es que será agua cada día más cara, por la pérdida de nivel. Los casi 200 pozos que posee el SIAPA en los acuíferos de Toluquilla y Atemajac-Tesistán aportan casi 30 por ciento del agua que requiere el abasto de la ciudad.

“Le damos un seguimiento de manera puntual a cada uno de los pozos que se están utilizando para agua potable, con esos elementos entramos en conversación con el municipio y le exigimos, pues así lo establecen las normas, que corrija los problemas detectados […] ya algunos presidentes municipales están tomando cartas en el asunto, y según mis reportes, solamente ocho municipios de los 125 producen agua fuera de norma, pero debemos estar muy vigilantes porque un descuido y nos cambian los parámetros y se pone en riesgo a la gente”, añade Lugo Arias.

“Si manejamos la densidad de población, es claro que le estamos dando preferencia a las altas concentraciones, que es donde existe mayor riesgo”, sostiene.

También hay diversidad de soluciones tecnológicas, “nosotros no imponemos un determinado tratamiento, porque estaríamos incurriendo en una irresponsabilidad; hay suficientes tecnologías y suficientes empresas que se dedican a esto; lo que exigimos es que cumplan con el parámetro”.

Metal pesado “refiere a cualquier elemento químico metálico que tenga un relativa alta densidad y sea tóxico o venenoso en concentraciones bajas. Los ejemplos de metales pesados incluyen el mercurio (Hg), cadmio (Cd) el arsénico (As), el cromo (Cr), el talio (Tl), y el plomo (Pb).Los metales pesados son componentes naturales de la corteza de tierra. No pueden ser degradados o destruidos. En un grado pequeño se incorporan a nuestros cuerpos vía el alimento, el agua potable y el aire. Como elementos de rastro, algunos metales pesados (cobre, selenio, cinc) son esenciales mantener el metabolismo del cuerpo humano. Sin embargo, en concentraciones más altas pueden conducir al envenenamiento”, señala el portal de Lenntech, empresa tratadora de agua (http://www.lenntech.es/metales-pesados.htm).

“Los metales pesados son peligrosos porque tienden a bioacumularse. La bioacumulación significa un aumento en la concentración de un producto químico en un organismo biológico en un cierto plazo, comparada a la concentración del producto químico en el ambiente. Se analizan (metabolizado) o se excretan los compuestos acumulan en cosas vivas cualquier momento se toman y se almacenan más rápidamente que ellos”, añade. De ahí la urgencia de atender esos casos en el agua con la que tienen contacto los ciudadanos.

Municipios con problemas de calidad del agua

REGIÓN NORTE

Bolaños: turbiedad, flúor, manganeso y fierro

Colotlán: manganeso

Chimaltitán: temperatura alta (no está normado ese parámetro)

Huejúcar: fierro y manganeso

Huejuquilla el alto: fierro y manganeso

Mezquitic: fierro, manganeso, turbiedad y color

San Martín de Bolaños: turbiedad y color

Totatiche: fierro, manganeso y flúor

Villa Guerrero: flúor, turbiedad y color

REGIÓN LOS ALTOS NORTE

Encarnación de Díaz: flúor

Lagos de Moreno: flúor

San Juan de los Lagos: fierro, manganeso y flúor

Teocaltiche: turbiedad, color y arsénico

Unión de San Antonio: flúor

Villa Hidalgo: flúor

REGIÓN LOS ALTOS SUR

Acatic: fierro y manganeso

Arandas: flúor

Cañadas de Obregón: flúor

Jalostotitlán: flúor

Mexticacán: flúor

San Julián: flúor

San Miguel el Alto: fierro, manganeso, flúor, turbiedad y color

Tepatitlán de Morelos: flúor y arsénico

Yahualica de González Gallo: fierro, manganeso, turbiedad y color

San Ignacio Cerro Gordo: flúor

REGIÓN CIÉNEGA

Chapala: olor (no está en norma)

Jamay: nitrógeno amoniacal, fierro y manganeso

La Barca: manganeso, turbiedad, nitrógeno amoniacal, color, olor desagradable

Ocotlán: olor, arrastre de material geológico

Tizapán el Alto: nitrógeno amoniacal

Tototlán: fierro y manganeso

Tuxcueca: nitrógeno amoniacal

Zapotlán del Rey: fierro, manganeso y nitrógeno amoniacal

REGIÓN SURESTE

Concepción de Buenos Aires: turbiedad, color, fierro y manganeso

Jilotlán de los Dolores: turbiedad y color en tiempos de lluvia

La Manzanilla de la Paz: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Santa María del Oro: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Mazamitla: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Pihuamo: fierro, manganeso, turbiedad y color

Tamazula de Gordiano: fierro, manganeso, turbiedad y color

Valle de Juárez: turbiedad y color en tiempos de lluvia

REGIÓN SUR

Amacueca: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Atemajac de Brizuela: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Atoyac: turbiedad y color

San Gabriel: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Tolimán: fierro, manganeso, turbiedad y color

Tonila: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Tuxpan: fierro, manganeso, turbiedad y color

Zacoalco de Torres: turbiedad, color y olor

Zapotiltic: fierro, manganeso, turbiedad y color

Zapotitlán de Vadillo : turbiedad y color en tiempos de lluvia

Zapotlán el Grande: nitrógeno amoniacal, fierro y manganeso

REGIÓN SIERRA DE AMULA

Atengo: arsénico y nitrógeno amoniacal

Chiquilistlán: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Ejutla: turbiedad y color en tiempos de lluvia

El Grullo: dureza cálcica, turbiedad y color

El Limón: dureza cálcica; turbiedad y color en tiempos de lluvia

Juchitlán: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Tecolotlán: turbiedad, color y arsénico

Tonaya: dureza cálcica, fierro y manganeso

Tuxcacuesco: fiero, manganeso, turbiedad y color

Unión de Tula: fierro y manganeso

REGIÓN COSTA SUR

Autlán de Navarro: fierro, manganeso, turbiedad y color

Casimiro Castillo: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Cihuatlán: intrusión salina (riesgo)

Cuautitlán de García Barragán: turbiedad y color en tiempos de lluvia

La Huerta: intrusión salina (riesgo)

Villa Purificación: turbiedad y color en tiempos de lluvia

REGIÓN COSTA NORTE

Tomatlán: fierro, manganeso, turbiedad y color

REGIÓN SIERRA OCCIDENTAL.

Atenguillo: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Ayutla: fierro y manganeso

Cuautla: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Guachinango: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Mascota: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Talpa de Allende: turbiedad y color

 

 

REGIÓN VALLES

Ameca: arsénico

San Juanito de Escobedo: turbiedad y color

El Arenal: turbiedad y color

Cocula: fierro y manganeso

Hostotipaquillo: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Magdalena: fierro, manganeso, turbiedad y color

San Marcos: turbiedad y color

San Martín de Hidalgo: fierro, manganeso, turbiedad y color

Tala: fierro, manganeso, turbiedad, color y arsénico

Teuchitlán: fierro, manganeso, turbiedad y color

REGIÓN CENTRO

Acatlán de Juárez: fierro, manganeso, turbiedad y color en tiempos de lluvia

Cuquío: fierro, manganeso, turbiedad y color

El Salto: nitrógeno amoniacal, arsénico

Ixtlahuacán de los Membrillos: fierro y manganeso

Ixtlahuacán del Río: turbiedad y color

Juanacatlán: nitrógeno amoniacal

San Cristóbal de la Barranca: turbiedad y color en tiempos de lluvia

Tlajomulco de Zúñiga: fierro, manganeso, turbiedad, color, nitrógeno amoniacal y arsénico

Tlaquepaque: fierro, manganeso, turbiedad, color, nitrógeno amoniacal, arsénico

Tonalá: fierro, manganeso, turbiedad y color

Villa Corona: fierro, manganeso y olor

Zapopan. Fierro y manganeso

Zapotlanejo: fierro, manganeso y nitrógeno amoniacal