Javier Canales, a 7 años del 'careo' con la delincuencia

Como camarógrafo de Multimedios Laguna, fue secuestrado en 2010 en el cumplimiento de su labor. Hoy se mantiene activo en la televisora, superando junto a su familia, el miedo.
Javier Canales, camarógrafo de Multimedios Laguna, fue secuestrado en 2010.
Javier Canales, camarógrafo de Multimedios Laguna, fue secuestrado en 2010. (Luis Alberto López)

Torreón, Coahuila

Han pasado 7 años desde que Javier Canales, camarógrafo de Multimedios Laguna y otros periodistas, fueron privados de la libertad tras manifestaciones en el municipio de Gómez Palacio.

Hoy recuerda lo sucedido y no deja de agradecer que tanto él como el resto de sus compañeros, están bien.

Narró que el 26 de julio del 2010, había terminado su jornada laboral y le solicitaron ir al Cereso de Gómez Palacio para tomar video de una manifestación que realizaban los familiares de los reclusos.

Como siempre, Canales no dudó en cumplir su labor y acudió. Ahí se encontró con otros compañeros que también cubrieron lo sucedido.

Tras terminar y venir de regreso a las instalaciones de su medio de comunicación, fue privado de la libertad por dos individuos.

"Mi recomendación sería escribir hechos concretos y lo que establecen los reportes de las autoridades. No se puede decir ni demás ni de menos de lo que está ahí plasmado".

Estuvo secuestrado junto con otros dos compañeros, hasta que el 31 de julio fueron liberados mediante un operativo de la Policía Federal, según cuenta.

El periodista estuvo fuera un tiempo de la región, pero optó por regresar meses después a su trabajo porque así lo quiso.

"Ha sido un proceso difícil y tuve que tener terapia yo mismo como mi familia. Recibí el apoyo de los señores González y sigo en mi trabajo. Regresé un primero de mayo porque yo quería volver a trabajar y nadie me presionó".

El camarógrafo ya no sale a la calle a reportear, pero colabora en las labores de los estudios televisivos.

Canales aconseja a los nuevos periodistas, que tomen todas las precauciones necesarias en su trabajo y más cuando aborden temas de seguridad.

"Mi recomendación sería escribir hechos concretos y lo que establecen los reportes de las autoridades. No se puede decir ni demás ni de menos de lo que está ahí plasmado".

De igual forma, opina que contar lo que le sucedió le ha ayudado a superarlo.

"No te puedes quedar con eso porque después te enfermas y como dicen: 'perdonas o te condenas'".

Opina que las condiciones de seguridad cambiaron radicalmente en 7 años.

"Se ve más tranquilo y sé que siguen sucediendo hechos delictivos, pero como en ese tiempo no lo podemos comparar. En ese año, 2010, pasaron muchos hechos en que falleció gente inocente".

JFR