CRÓNICA | POR JESÚS ALBERTO GARCÍA

“Y a él, ¿quién lo multa o infracciona?”

tránsito de madero-Agente bloquea una rampa para discapacitados

Dos ciudadanas le quitaron el apetito a un agente que esperaba su comida mientras se estacionaba en una rampa.

Las damas hicieron que el tránsito retirara su unidad del sitio.
Las damas hicieron que el tránsito retirara su unidad del sitio. (Jesús Jiménez)

Ciudad Madero

Los tránsitos tienen la autoridad de infraccionar a los automovilistas que cometan una violación al reglamento de vialidad, desde pasarse un alto hasta el exceso de velocidad; sin embargo, cuando el efectivo obstruye una rampa de discapacitado con la patrulla “¿quién lo multa o infracciona?”, fue el cuestionamiento de una ciudadana.Eran casi las 13:00 horas en plena zona centro de Ciudad Madero.

En la esquina de la calle Francisco I. Madero y Pedro J. Méndez hay un establecimiento que despacha antojitos, allí afuera hay un anuncio que marca la existencia de un cajón de estacionamiento y una rampa para discapacitados, la cual era obstruida por una patrulla de Tránsito.

Se trataba de la patrulla número 115 modelo Dodge Attitude, la cual en la parte trasera tenía un rectángulo verde con la leyenda “Quejas y denuncias 3052306”, mientras que el oficial vial está dentro del negocio de comida esperando a ser despachado.

Al parecer al tránsito no le importó mucho estacionarse en un sitio prohibido en plena zona centro de la ciudad, en donde diariamente circulan cientos de coches al tratarse de una avenida principal como la Francisco I. Madero.

En ese momento un par de señoras que transitaban por la zona se dieron cuenta de la falta del elemento de Tránsito. Una de ellas dijo a la otra “espérame aquí” y se metió al establecimiento, al salir iba regañando al oficial de Tránsito por haberse estacionado en una zona especial para la gente con capacidades diferentes.

El oficial ataviado con el uniforme azul marino salió de inmediato para mover el vehículo al verse evidenciado por una ciudadana… solamente se dio la vuelta, se subió a su unidad y se estacionó en la avenida Francisco I. Madero, solo a un par de metros de la rampa de discapacitados, para esperar su pedido adentro de la unidad.

Mientras tanto las dos mujeres se retiraron de la zona después de haber agarrado con las manos en la masa al efectivo, y una de ellas exclama, la que tuvo el valor de sacarlo de la fonda: “y a él ¿quién lo multa o infracciona?”, mientras caminan para retomar su destino.

Las dos ciudadanas fueron testigos de lo complicado en que se ha convertido que la sociedad en general respete los puntos para discapacitados, pero en este caso, hasta la propia autoridad tiene problemas para acatar el reglamento de Tránsito por la cual la sanción es de tres salarios mínimos.

Apenas la semana pasada el alcalde de Ciudad Madero, Esdras Romero Vega, declaró que todo elemento de Tránsito que fuera denunciado por extorsión sería dado de baja la corporación, ya que el gobierno municipal no soportaría que se proyectara una mala imagen de la ciudad.

Hay que recordar que la Comisión de Derechos Humanos de la urbe petrolera, misma que preside Francisco Castañeda Cruz, exhortó a la comunidad a hacer conciencia de que no es correcto estacionarse en sitios prohibidos, y que en caso de encontrarse con casos así, se les aplicaría todo el peso de la ley, sin importar distinciones.