Mujeres, sector más vulnerable en manufactura, asegura Colter Siller

De acuerdo con estadísticas, de los jóvenes que logran colocarse en un empleo formal únicamente el 31% son del género femenino.
La coordinadora de Monitoreo y Seguimiento de Neo Jóvenes.
La coordinadora de Monitoreo y Seguimiento de Neo Jóvenes. (Raúl Palacios)

Monterrey

A pesar de que algunas empresas han buscado sumar más mujeres a sus plantillas, la colocación laboral del género femenino es muy baja cuando se trata de nivel técnico, incluso en Nuevo León.

Melissa Colter Siller, coordinadora de Monitoreo y Seguimiento de Neo Jóvenes, admitió que aún existen empresas en las cuales se hacen distinciones por sexo al momento de hacer contrataciones.

Lo anterior se refleja en las estadísticas registradas por la agrupación en 2015: de los jóvenes que logran colocarse en un empleo formal, únicamente el 31 por ciento son mujeres.

Incluso comentó que directivos de algunas fábricas han admitido no contar con infraestructura para las jóvenes.

“Si eres joven mujer, en el mundo laboral técnico eres lo más vulnerable de este mundo.

“A veces el empleador no se quiere meter en el tema de contratar mujeres porque dicen que le traen más problemáticas, pasa sobre todo en plantas. Algunos nos dicen: ‘yo no tengo baños para mujeres’... A ese nivel”, lamentó.

En ello coincidió Eduardo Backhoff Escudero, consejero presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), quien admitió que aún existen empresas donde no hay condiciones óptimas para que las mujeres laboren.

Y aunque las estadísticas apuntan que el género femenino se inclina más hacia el sector servicios, destacó que el interés en carreras técnicas, ingenierías, matemáticas y ciencias se ha acrecentado en los últimos años en esta población.

“Poco a poco, cada vez más a las mujeres les interesan las matemáticas, las ciencias y las profesiones técnicas e ingenierías.

“Hay una cultura que tenemos que ir rompiendo, en la cual a las mujeres no se les facilitan todas las condiciones para que ellas trabajen en estos espacios, o incluso en posiciones de dirección”, dijo.

Por su parte, Efrén Castillo Sarabia, director de la Escuela Técnica Roberto Rocca, de Ternium, aseguró que en Nuevo León existen empresas que han apostado por la inclusión, acondicionando espacios para lactancia, por ejemplo.

En ese sentido, afirmó que la iniciativa privada del estado siempre se ha caracterizado por tener un interés en la calidad humana del personal.

“Ya hay empresas que han estado avanzando en ese sentido, y desde hace algún tiempo han propiciado condiciones para que las mujeres, e incluso madres de familia, puedan tener lugares para lactancia en las instalaciones operativas”, ejemplificó.