El 42% de las mujeres ha sufrido violencia: Inegi

La forma que más predomina es la física, pues se presenta en uno de cada tres casos.
La secretaría de Desarrollo Social, Geraldina García, recibió el docuemnto de manos del coordinador del INEGI, Mauricio Márquez.
La secretaría de Desarrollo Social, Geraldina García, recibió el docuemnto de manos del coordinador del INEGI, Mauricio Márquez. (Cortesía)

Pachuca

En Hidalgo, 42.1 por ciento de las mujeres mayores de 15 años han sufrido alguna vez en su vida un tipo de violencia, lo que ubica a la entidad en el lugar 20 a nivel nacional, reveló el estudio “Panorama de la violencia contra las mujeres en Hidalgo”, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El coordinador del INEGI en el estado, Mauricio Márquez Corona, dijo que pese a que la entidad está por debajo de la media nacional, hay datos preocupantes, pues hay poca denuncia, amenazas a las mujeres que acuden a las autoridades y 12 mil personas que han pensado en el suicidio por vivir en un entorno de violencia.

“Esta publicación ‘Panorama de la violencia contra las mujeres en Hidalgo’ tiene como propósito responder a la necesidad de información con perspectiva de género que todavía se tiene que corregir en el país, y el reto es mayor en el sentido de que la información que ya existe se aproveche, se utilice en el diseño y aplicación de políticas públicas”.

Entre los datos más relevantes de este estudio está que el 29 por ciento de las mujeres mayores de 15 años que tiene una relación sufrió algún tipo de violencia en los últimos 12 meses; en Hidalgo, la edad donde más agresiones se dan contra este sector es entre los 30 y 44 años; mientras que las chicas con educación secundaria y media superior.

Entre las formas de violencia predomina la física, ya que se presenta en uno de cada tres casos, mientras que las instituciones que más reciben denuncias son el DIF estatal y los DIF municipales, cuadriplicando a los Ministerios Públicos o policías; 9.6 % no hace denuncias porque reciben amenazas.

El encargado del INEGI en Hidalgo señaló que otras manifestaciones de la violencia son económicas, como el hecho de que 61 de cada 100 trabajadoras recibe menor salario que un hombre, pese a realizar la misma labor, el 59 % no asciende por condiciones de género y 46 de cada 100 mujeres que trabajan reciben menos prestaciones.

“Los datos estadísticos son herramientas que se tienen que usar, para evaluar y para diseñar, y ara construir de manera fundamental igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, es algo que me parece muy importante”, dijo Márquez Corona.

Aunque se hablan sólo de porcentaje, refirió que si se trasladan a números netos se habla de miles de mujeres, como el caso de aquellas que pensaron en el suicidio por sufrir violencia constante. “Es el 10 %, pero eso representa 12 mil personas.

Estos datos vienen de un estudio levantado en 2011 en el marco de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares (Endireh), peor fue hasta ahora que ya se filtraron para el caso de Hidalgo, esto por medio de un muestre de tres mil casas.

Los siguientes retos, coincidieron tanto las asistentes a la presentación como Márquez Corona es primero tener datos a nivel municipal, abatir las cifras negras (casos de violencia que por diversas razones no salen a la luz) y tener resultados vinculantes.

El documento completo estará disponible en las oficinas del INEGI en Hidalgo para su consulta gratuita.

POLÍTICAS PÚBLICAS

La secretaria de Desarrollo Social del estado, Geraldina García Gordillo, señaló que tener esta información debe de ser la punta de lanza para la aplicación de políticas públicas que en verdad detengan la violencia hacia las mujeres.

“Es importante tener los datos duros, pues si no se mueven positivamente los indicadores, quiere decir que algo está fallando, por lo que llamó a que las instancias del gobierno hagan alianzas con las organizaciones de sociedad civil y poder avanzar en cerrar esa brecha de desigualdad que aún prevalece entre mujeres y hombres”.

García Gordillo señaló que este es el tercer estudio sobre la violencia contra la mujer, pero por la metodología diferente en éstas no se puede comparar, aunque en general los datos son casi iguales por lo que se debe seguir trabajando desde el gobierno.

“Es fundamental que se puedan tener datos que permitan ir cerrando círculos y teniendo mayores herramientas para las definiciones y de esa forma podamos saber cuál es la condición particular de las mujeres, pero también vista desde interculturalidad”, señaló la funcionaria.