Tres de cada 10 mujeres, con problemas de salud a los 35 años

Son muy jóvenes y sufren ya de trastornos por el estilo de vida actual y la falta de revisión médica periódicamente.

Guadalajara

A los 35 años de edad, tres de cada diez mujeres jaliscienses presentan ya algún problema de salud: diabetes, obesidad, hipertensión, cáncer o depresión, entre los trastornos más comunes, como resultado del estilo de vida y de la falta de cultura del chequeo o evaluación médica periódicamente, así lo señaló la directora de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Eréndira Nohemí Ponce Arroyo.

“A partir de los 35 años tres de cada diez mujeres ya tienen algo. O sufren obesidad o tiene sobrepeso, tiene diabetes, o ya tiene cáncer”, enumeró la funcionaria, quien admitió que se trata de una estadística elevada.

“Es fuerte porque recordemos que ahorita hay mujeres que iniciaron su vida sexual a los doce años -en la adolescencia- y a los 25 años ya trece años sexualmente activas, donde esa mujer ya debió haber iniciado con una situación de revisión médica, de hacerse el examen de Papanicolau, la exploración mamaria, cosa que no sucede”, ejemplificó.

Ponce Arroyo comentó que simplemente muchas mujeres no siguen una alimentación adecuada, ni siquiera aquellas que tienen antecedentes de enfermedades crónico degenerativas en su familia, como una madre diabética, factor que por sí solo aumenta 50 por ciento las posibilidades de esa mujer de desarrollar diabetes en un momento de su vida, sino la sigue con un estilo sano.

“Si ya eres mamá, y no llevas un orden en tu alimentación, una actividad física para ejercitarte, como pueden ser treinta minutos de caminata diaria, seguramente comenzarás a desarrollar múltiples padecimientos”, dijo, tras recordar que en México, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (levantada en 2011), siete de cada diez mujeres mayores de veinte años tienen sobrepeso u obesidad.

La directora de Prevención y Control de Enfermedades apuntó que en la atención a la salud de las mujeres, el reto es prevenir, diagnosticar oportunamente y controlar estas enfermedades crónicas;  y por otra parte, dar atención de calidad durante el embarazo y parto.

Otro de los retos en materia de salud femenina es la prevención de embarazos no planeados y de la infertilidad, “un reto generacional” debido a que en un sector de la población se ha postergado el tener hijos por las exigencias de trabajo y estudio.