Son mujeres 74% de artesanos apoyados por el Fonart

Este sector tiene más tiempo para dedicarse a la elaboración de piezas, por lo que su impulso es preponderante.
Mujeres artesanas, Fonart
Entre otras cosas las ayudan en la adquisición de materia prima. (Iván Carmona)

Metepec

Del total de los artesanos que atendió el año pasado el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), 74 por ciento son mujeres, lo que les permite trabajar desde sus casas y cuidar su hogar, mientras que los hombres son menos porque se dedican a otras labores, indicó la directora de la instancia, Liliana Romero Medina.

Refirió que si bien el sector masculino realiza este oficio, no le destinan todo su tiempo porque tienen que atender sus tierras, mientras que ellas consagran más horas a la elaboración de piezas.

“Con esta perspectiva de género y empoderamiento de la mujer queremos trabajar más. El año pasado la cifra fue de 74 por ciento de población femenina atendida”.

Señaló que además esto permite que las féminas tengan una herramienta más para evitar el maltrato; “sí es cierto que cuando cuentan con su propio ingreso de producción, tienen un elemento más a favor para poder abandonar esa situación de violencia, entonces desde la Sedesol se está trabajando eso”.

Dijo que esto es fundamental para salir del problema, pues no es el único que enfrentan; también encaran la migración de sus esposos, por lo que deben quedarse al frente de la casa y muchas se quedan solas. “En nuestro país existe también el fenómeno de madres solteras”, por lo que tienen que sacar adelante a sus familias.

Tanto la migración como la violencia no se pueden resolver nada más con proporcionar herramientas para que cuenten con su propio sustento, sino que “se tiene que atender multifactorialmente y la atención, la respuesta, debe ser integral, debe venir de los tres órdenes de gobierno”.

Romero Medina indicó que capacitan a las féminas en apoyo a su economía para la adquisición de materia prima, a in de impulsarlas. “Tenemos casos de éxito de mujeres que han sacado adelante a varios hijos a partir de esta labor”.

Aclaró que no todas son indígenas; también hay artesanas de medios rurales y urbanos, pues en las ciudades existe un fenómeno fuerte de pobreza.