CRÓNICA | POR REYNALDO GUTIÉRREZ

“Deseo que a nadie le pase lo que a mí me ocurrió”

Tampico

Una mujer originaria del municipio de Altamira pide ayuda económica para ser sometida a una operación, al enfrentar fractura de tibia y peroné, tras sufrir un accidente de tránsito, situación que actualmente le impide valerse por sí misma.

Se trata de Karla Elisa Aregullín Sánchez, de 36 años de edad, quien el pasado 2 de octubre del 2010 tuvo un accidente automovilístico, quedando discapacitada, pero a pesar de que fue identificado el responsable del percance vial, jamás se hizo cargo de los gastos médicos.

Ahora, solo clama ayuda de la comunidad para que se le realice una operación, misma que el Seguro Popular no cubre y se requiere un monto que asciende a 150 mil pesos para que pueda ser operada en el Hospital Carlos Canseco, donde le deberán realizar tres cirugías en su pierna izquierda y de esta manera lograr recuperar su movilidad para volver a caminar.

"Acudo ante ustedes para poder hacerle el llamado a quienes estén en posibilidades de tenderme la mano, yo lo único que deseo es volver a caminar para poder trabajar, nosotros no contamos con los recursos necesarios que se necesitan para que me puedan operar", expresó.

También solicita una silla de ruedas para poder salir a vender pan, siendo su única fuente de ingresos para costear los gastos del hogar donde vive junto a su esposo, quien no cuenta con una fuente fija de trabajo, lo que complica el panorama para poder juntar el dinero que requieren para su operación.

Actualmente utiliza unas muletas y con la ayuda de una tía es como puede desplazarse para salir a las calles a vender pan diariamente, pero su anhelo es volver a valerse por sí misma, al referir que se siente joven y tiene ganas de trabajar.

"Requiero de tres cirugías, un injerto de hueso y una prótesis provisional que el doctor me comenta, yo no había venido antes a los medios porque había un responsable quien se comprometió a pagar, pero con el paso del tiempo ya no supimos de él y ahora pido apoyo para poder salir adelante", indicó.

Refiere que su vida cambió totalmente, pero no pierde las esperanzas de que un día pueda volver a caminar; su dirección es calle Pino, número 522 A, del Fraccionamiento Villas del Sol en el municipio de Altamira.

"Yo les agradecería puedan ayudarme para poder caminar, soy ama de casa y quiero ver crecer a mis hijos, llevarlos a la escuela y protegerlos, no deseo que a nadie le pase este accidente que a mí me ocurrió", expresó.

Las personas que estén en posibilidades de tenderle la mano y aportar a esta causa, pueden comunicarse con ella al número de teléfono 833 385 08 16, su número de cuenta es: 4059303779944198, de la sucursal Banamex a nombre de su hijo Rubén Vargas Aregullín.