El móvil para ataques a los Oxxo fue la extorsión: FOR

Un hecho aislado es el asalto de una estación de gasolina en San Agustín Tlaxiaca, porque el modus operandi “fue diferente”.
José Francisco Olvera Ruiz.
José Francisco Olvera Ruiz. (Héctor Mora)
Declaración de Eliseo Segura Jiménez, Director de Protección Civil y Bomberos de Tula. (Cortesía )

Pachuca

El gobernador José Francisco Olvera Ruiz, informó que de acuerdo a las primeras investigaciones la extorsión sería la causa de los ataques a las tiendas de la cadena Oxxo, al tiempo que aseguró que grupos de delincuentes de Michoacán no se están trasladando a la entidad tras el ingreso del Ejército a Tierra Caliente.

Dijo que según el reporte que le proporcionó la Secretaría de Seguridad estatal, los sujetos armados sólo irrumpieron en dos sucursales, en Tula y en la comunidad de Los Ángeles, en Tolcayuca, cerca de los límites con Tizayuca. Además se registró un asalto a una estación de gasolina en Tula, donde dispararon a las bombas de combustible, pero “por fortuna” ninguna se incendió.

“Un hecho aislado, coincidente,  es el asalto de una estación de gasolina en San Agustín Tlaxiaca, porque el modus operandi de los asaltos a las tiendas Oxxo son iguales y el de la gasolinera es totalmente un evento distinto”, precisó el mandatario en entrevista con radiofónica.

También comentó que en el Estado de México se registró un asalto a otro establecimiento de la misma cadena, propiedad de FEMSA, con el mismo móvil.

“Lo que presumo es que son grupos locales que interactúan entre ambas entidades, porque tenemos una frontera muy amplia. Creo que va por el lado de espantar a los comercios para después querer extorsionarlos”, indicó Olvera Ruiz.

Añadió que el grupo de Coordinación Interinstitucional, que conforman la SSPH, la delegación de la PGR y la Procuraduría estatal analizan los videos para tratar de dar con los responsables.

El gobernador reconoció que el escenario de violencia en Michoacán afecta a los estados colindantes porque se genera un clima de tensión política.

“Todavía no se siente lo que pudiera llamarse efecto ‘cucaracha’. El gobierno federal ya nos convocó, trabajaron la semana pasada los secretarios de Seguridad Pública para establecer una estrategia si se da el caso, pero salvo que afecta la imagen y a las instituciones, afortunadamente no hay ningún fenómeno negativo”.

Por el ataque a esas tiendas, el gobierno estatal emitió un comunicado en el que señala que ni en la capital del estado ni en Ciudad Sahagún se registraron incidentes.

“El compromiso es conservar la tranquilidad y paz social que prevalece en la entidad, por lo que existe total coordinación con el gobierno de la República, mediante la 18va Zona Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional; las delegaciones de la Procuraduría General de la República; la Policía Federal y el Cisen;  así como con las autoridades municipales. 

“En caso de que la sociedad o algún ciudadano observe actos o personas sospechosas, se pone a disposición el número telefónico gratuito 01 800 7131415, el 066 y el 089 para que presenten sus denuncias anónimas”.

Tula, ciudad segura

En otro comunicado, el gobierno estatal informó que Tula está cerca de alcanzar la certificación internacional de ciudades seguras que otorga el movimiento Internacional “Safe Communities”, con sede en Estocolmo, Suecia, el cual ya poseen ciudades como Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Cuautitlán Izcalli y Cuajimalpa, en el Estado de México, así como la ciudad de Puebla.

Detalla además que “en los próximos días el ayuntamiento de Tula presentará, primero ante el centro afiliado en México y posteriormente a nivel internacional, los distintos programas que se implementarán en materia de Seguridad Pública, Procuración de Justicia, Educación, Salud, Deporte, Cultura y Medio Ambiente para su evaluación”.