Arman rodada peregrina para bendecir sus cascos

Unos  dos mil motociclistas parten de la Macroplaza hacia Santiago para presenciar una misa.
Los motociclstas realizan esta ceremonia cada año.
Los motociclstas realizan esta ceremonia cada año. (Daniela García)

Monterrey

Con la presencia de alrededor de dos mil motociclistas y varios grupos de amigos que se dedican a este pasatiempo, partieron con rumbo al municipio de Santiago, Nuevo León, en caravana. Se trata de una tradición que han realizado desde hace años, en la que los motociclistas creyentes buscan seguridad y protección durante sus viajes y recorridos.

“Vamos a una misa que se oficializa tradicionalmente a Villa de Santiago y año con año en estas fechas se organiza un desfile partiendo de este punto. Vamos a una bendición de cascos”, explicó Larry Rodríguez, presidente del motoclub Renegado.

El recorrido de la Macroplaza al municipio de Santiago les toma a los motociclistas un aproximado de 40 minutos, recorrido que ha sido tradicional para ellos desde hace tiempo ya que la iglesia ubicada en la cabecera municipal del Pueblo Mágico ha impulsado la bendición del equipo de los conductores.

“Por seguir la tradición vamos a acompañar a todos a Santiago. La bendición de cascos es porque a los creyentes les da una tranquilidad para evitar accidentes y por eso vamos año por año”.

Motociclistas de Cadereyta, Monterrey, y hasta Saltillo se reunieron en este punto, convocados tanto por los clubs a los que pertenecen o bien de manera independiente.