Para morir, también hay que estar a la vanguardia

La tecnología y la exigencia de las personas han orillado a que el sector funerario innove en diversos artículos y servicios para sus clientes

Guadalajara

Al asistir a un funeral, lo tradicional es rezar para acompañar a los parientes del fallecido, en algunos lugares se ofrece café así como galletas, y el cuerpo de la personas se crema o entierra; ahora no le sorprenda que si va a un sepelio puede encontrarse con que hay apoyo psicológico para los familiares o puede toparse con que la persona que murió decidió que a través de un QR(quick response code, código de respuesta rápida) usted puede ver un mensaje de despedida así como un homenaje al fallecido, esto es parte de la tendencia en el sector funerario.

David Jaime González, vicepresidente de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias, A.C, señaló que los cambios en la tecnología, las exigencias de los clientes y las necesidades actuales han obligado a las empresas funerarias a evolucionar a un ritmo acelerado.

Con ello, las empresas de este ramo se han dedicado a ofrecer servicios como asesoría legal sobre testamentos, propiedades, seguros y hasta apoyo psicológico así como una Unidad de Duelo con personal capacitado por tanatólogos con el fin de ayudar y entender a los dolientes.

Además de estos servicios, algunas funerarias ya ofrecen urnas ecológicas para depositar cenizas y después lanzarlas al mar o enterrarlas en un bosque; dejar herencias digitales con las cuentas de redes sociales y sus contraseñas; o para los más ostentosos llevar carrozas como Hummer, Mercedez Benz, Escalade u otros, así como un servicio funeral de lujo que puede alcanzar el medio millón de pesos. “Buscamos ofrecer servicios integrales, que el cliente tenga un servicio completo. Hace apenas unos años no se contemplaban en los servicios funerarios la Unidad de Duelo, el apoyo legal, las carrozas de lujo, la hidratación en el panteón, la cafetería a domicilio”, señaló Jaime González. Eso es parte de lo que buscan, perolas opciones van cada vez más lejos y la creatividad crece.

Urnas ecológicas

Ser amigable con el medioambiente es una tendencia que cada día gana más seguidores. Las ceremonias verdes con urnas ecológicas, que se realizan en escenarios naturales, como el mar, un lago o un bosque son una opción para depositar las cenizas de los seres queridos.

Carlos Lozano O´Reilli, de LimboAmerica, explicó que las urnas ecológicas están elaboradas con materiales naturales como la sal marina, arena de río y la tierra con composta así como nutrientes minerales. Las urnas de sal se usan en ceremonias para el océano, ya que en un cuerpo de agua dulce, contaminaría por colocar elementos que no son de ese medio. La urna se arroja al mar o se deja en la orilla y se irá disolviendo. Para dejar cenizas en lagos o ríos y cuerpos de agua dulce se usa la urna de arena.

“La urna de tierra se entierra cerca de plantas o un árbol escogido por la familia, que pueden adoptar como el árbol familiar. También puede ser utilizada para sustentar un pequeño árbol cuyas raíces se pueden colocar dentro de la urna después de remover la tapa, para después enterrarla en la tierra”, explicó Lozano, cuya empresa se encuentra en el DF, pero distribuye a toda la República.

Velación

Despedir a un ser querido puede llegar a costar hasta medio millón de pesos, si lo que se busca es ofrecer lo mejor que hay en este ramo.

Las empresas funerarias han hecho alianzas con otras empresas especializadas en diferentes temas para así ofrecer paquetes o servicios específicos de alta calidad. Cafeterías, renta de mobiliario, servicios de banquetes, carrozas o fabricantes de féretros son parte de lo necesario para un velorio de lujo.

Para que el servicio de café sea de altura, se han hecho convenios con algunas empresas de prestigio como Punta del Cielo, que en un módulo ofrece un servicio similar al que da en sus propias cafeterías.

En las funerarias de prestigio también es posible solicitar el féretro Prometheus, el modelo que se usó en el funeral de Michael Jackson, cuyo costo se calcula en más de 20 mil dólares, o hay urnas de lujo de 50 mil pesos, que superan por mucho las de un precio promedio de entre mil y tres mil pesos. Los ataúdes también se hacen de lujo y hay de maderas finas nacionales o importadas, con madera tallada representando, por ejemplo, la Última Cena y con telas y materiales de calidad en el interior. Llegan a costar hasta 3 mil dólares.

Código QR

“A partir de un código QR podemos hacer un homenaje a la persona que fallece y dejar un legado a los familiares”, señaló Laura Arias, de C Digital. Explicó que hicieron una alianza con Atamex y Ataúdes Viveros para crear un producto nuevo: féretros que cuentan con un par de pequeñas piezas en forma de corazón en el que se adhieren los códigos QR (código de respuesta rápida).

La persona que asista a la velación podrá escanear el código con un teléfono inteligente y verá un video de agradecimiento y despedida a la persona fallecida de parte de sus familiares. Estas piezas de madera se desprenden del ataúd para que la familia las conserve y al escanear el código puedan ver un video homenaje de la persona que murió que estará de manera permanente en YouTube.

Arias explicó que en C digital desarrollaron un software para la administración y control de empresas funerarias.

“Controla los servicios inmediatos que se piden, pero también los servicios de previsión como cobertura de seguros, pólizas o coberturas”.

Ceremonias Verdes

La ceremonia de despedida cuando se usan urnas ecológicas es amigable con el medio ambiente y especial para la familia, quien se despide de su ser querido en un espacio al aire libre, en el que se reintegra a la persona fallecida a la naturaleza.

Para darle más significado, la ceremonia verde suele incluir elementos como lanzar palomas o liberar mariposas. Karen Santander, directora de Papilia Granja de Mariposas, explica que la mariposa es considerada el símbolo de la esencia, el alma o el espíritu, además de que favorece la preservación de micro ecosistemas, entre otros beneficios.

Los parques funerales ecológicos también empiezan a surgir en el país y existe la posibilidad de que en Jalisco haya uno. Por lo pronto, en Puebla está el Bosque Eterno, un espacio para esparcir cenizas en un lago o enterrarlas en bosque, en el que también se puede elegir un árbol para la familia o adquirir un lote ecológico.

Carrozas de lujo

Jalisco ha destacado en la modificación de vehículos de lujo para convertirlos en carrozas fúnebres para trasladar con ostentación al féretro.

Miguel Ángel Contreras, de Conversiones Contreras y Contreras Casa Funeral señaló que “Jalisco es la cuna de las conversiones y en cuestión de vehículos se está avanzando mucho, cada día se hace más profesional. Un funeral es también un evento social y entre más estatus le des, la gente se siente más confortable”.

Cuentan con un segmento de carrozas de lujo como Rolls Royce, Hummer, Escalade, Navigator, Mercedez Benz. En la zona metropolitana rentan entre 60 y 80 vehículos al mes, cada servicio con un costo aproximado a los 7 mil pesos.

Por peticiones y tendencias, las modificaciones ya contemplan vehículos panorámicos, con plancha automatizada, puerta trasera automática y hasta con luces LED.

Herencias digitales

Cerrar el perfil de Facebook de una persona fallecida no es tarea fácil debido a las normas de privacidad de las diferentes redes sociales, y lo mismo sucede con las cuentas de PayPal, Google Wallet o Amazon, donde se ingresa dinero para compras online, por lo que se sugiere establecer herederos, lo cual ofrece la plataforma Tellmebye, la cual gestiona la herencia digital de los usuarios.

“Con Tellmebye, los usuarios pueden establecer diferentes herederos de forma privada y gratuita, todos los detalles de su presencia online para que después de su fallecimiento, sus herederos puedan gestionar sus perfiles online, recibir musicotecas o bibliotecas online, entre otros”, explicó Carlos Jiménez Lajara, de Tellmebye.

Para confiar en la protección de datos, la empresa ofrece diversos candados de seguridad como encriptación de datos de última generación, entre otros.