Descarta Implanc corrupción en Mercado Barrio Antiguo

Gabriel Todd Alanís, titular del instituto, señaló que el inversionista está en pláticas con el INAH para cumplir con la ley y ver opciones para que la fachada no afecte la zona. 
Los vecinos del sector han manifestado en múltiples ocasiones su molestia debido a la falta de espacios para estacionarse, por lo que una propuesta es que se construyan dos áreas para dejar los vehículos, las cuales estarían en los extremos de la zona protegida, uno sería a nivel del suelo y el otro subterráneo, explicó el cuerpo académico de 3x4 ARQ.
Vecinos discuten porque la presunta fachada del mercado romperá las reglas del sector. (Roberto Alanís)

Monterrey

El Instituto Municipal de Planeación Urbana y Convivencia de Monterrey (Implanc) rechazó que existieran actos de corrupción en la autorización del Pasaje Gourmet o Mercado Barrio Antiguo, que se pretende edificar dentro del corazón histórico y de patrimonio cultural de la ciudad.

En entrevista telefónica, Gabriel Todd Alanís, titular del Implanc, respondió así a la percepción de vecinos del Barrio Antiguo donde supuestamente se viola el Reglamento de Conservación y Preservación de la zona al autorizar un permiso que romperá presuntamente con las fachadas del sector.

El funcionario municipal descartó que por parte del Implanc haya habido alguna supuesta corrupción como lo dijo Lupina Flores, pintora y galerista sobre la calle Mina.

"Aclarar esa palabra, no hay tal corrupción, de ninguna manera, es un proceso que lleva más de un año y por el tema de los detalles no hay corrupción, es un tema de un particular que tiene una propiedad, y hay un debate innecesario sobre el tema porque el particular tiene que cumplir con lo que marca la ley y punto.

"Hay una vocación cultural en el Barrio Antiguo bajo el estricto apego del estado de derecho, y en ese sentido creo que debe dejar claro, es una inversión que permite esta vocación cultural y distinta a lo que veníamos sufriendo", señaló.

MILENIO Monterrey publicó este domingo que los vecinos condenaron el nuevo centro comercial denominado Pasaje Gourmet o Mercado Barrio Antiguo que buscan construir sobre Padre Mier y Morelos, destruyendo las casonas con un proyecto de cristal que no concuerda con el estilo norestense y rompiendo con el reglamento de preservación del patrimonio histórico.

Flores, galerista de arte y de pintura para artistas de nivel avanzado, afirmó que se percibe corrupción en el permiso otorgado para que se instale este nuevo centro comercial.

Por su parte, Todd Alanís afirmó que el inversionista que busca realizar el centro comercial debe cumplir con la Ley y los requerimientos arquitectónicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, aunque dijo que se deben adecuar a los nuevos tiempos.

"No hay ningún acto de corrupción ni mucho menos. El particular está viendo los trámites que corresponde con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), es una propiedad que compraron que en esta había una cuestión de un viejo antro, no era una casa, era un bodegón viejo, como de tipo yucateco, como de hace 30 años.

"Los cristales que se quieren poner en la fachada, el particular lo está viendo con el INAH y el INAH está haciendo sus recomendaciones sobre la fachada, pero también nos vamos a ir adaptando a las nuevas dinámicas, un mercado no puede estar como un puesto encerrado, porque no es una casona", comentó.

El director del Implan afirmó que el INAH tiene que enviar un escrito para determinar que se cumplan con los requerimientos.

"Creo que el INAH ya dio su opinión bajo las nuevas normas a nivel internacional que permite hacer unas fachadas que se adecúen a la modernidad con rasgos del pasado", indicó.