Evitan desvío de recurso de microcréditos en Mante

Se establecen filtros para que el dinero sea destinado realmente a emprender o fortalecer negocios en las zonas urbana y rural.
El primer crédito es para inicio de negocio y es por 2 mil 500 pesos.
El primer crédito es para inicio de negocio y es por 2 mil 500 pesos. (Milenio Digital)

El Mante

La coordinación municipal del programa de microcréditos, establece filtros para evitar que el dinero que se otorga sea mal utilizado por los más de mil 500 pequeños empresarios que lo reciben.

Alma Rita Morales Moreno, coordinadora municipal del programa, dijo que el objetivo principal de estos créditos con intereses blandos, son que la población pueda emprender o consolidar alguna actividad comercial y es por ello que se selecciona bien a los beneficiarios.

Dijo que solo al inicio, el beneficiario no tiene la obligación de demostrar que realiza alguna actividad comercial, puesto que es apenas un emprendedor, de ahí que se confía en que use el recurso de forma adecuada.

Sin embargo, dijo que en los préstamos sucesivos, se le solicita comprobar su actividad económica y con esto, justificar la solicitud del préstamo hecho.

"Si se establecen filtros, sobre todo en los niveles crediticios más altos, ahorita el monto mayor crecerá y se irá hasta los 25 mil pesos y tenemos la certeza de que la gran mayoría de la gente usa este recurso realmente para los fines establecidos y lo sabemos porque incluso llegan a generar empleos".

La funcionaria, apuntó que en ocasiones, si hay personas que llegan a pedir prestado pero con un afán distinto al de emprender o fortalecer su negocio, sin embargo, de forma rápida se les detecta y se les sustituye dentro del grupo.

"El primer crédito es para inicio de negocio y es por 2 mil 500 pesos, de alguna forma el monto no es mayor y si la gente no tiene realmente esa vocación, no pasa a la siguiente etapa al no poder comprobar que su negocio está funcionando".

Señaló que estos filtros, sirven también para cuidar la cartera vencida, pues normalmente se integran los núcleos con personas que se conocen entre sí y que saben que realmente son dueños de micronegocios los que están solicitando el préstamo.