Luego de tres años, mitin de la CNTE en el Zócalo

La secretaria de Gobierno de la CdMx, Patricia Mercado, dice que no falló el operativo para contener a los integrantes de la disidencia y asegura que estaban enterados de que iban a llegar.
El contingente, de unas 300 personas, se movilizó a la Secretaría de Educación Pública luego de su mitin frente a Palacio Nacional.
El contingente, de unas 300 personas, se movilizó a la Secretaría de Educación Pública luego de su mitin frente a Palacio Nacional. (Mario Guzmán/EFE)

México

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se manifestó en el Zócalo capitalino por primera vez desde 2013, cuando el campamento que mantenían instalado fue desalojado por la Policía Federal en vísperas del Grito de Independencia.

En operación hormiga, minutos después de las 10 horas, maestros de la sección 9 de la disidencia magisterial, liderados por su secretario general, Enrique Enríquez, comenzaron a arribar al primer cuadro de la Ciudad de México, donde ocuparon el circuito para protestar contra la reforma educativa.

Luego de un mitin frente a Palacio Nacional, aproximadamente 300 integrantes del movimiento magisterial se movilizaron a unas cuadras al exterior de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para continuar su manifestación.

En este punto, donde aumentó el contingente a alrededor de mil docentes, realizaron una nueva declaración, en la que advirtieron que el modelo educativo que presentó dicha dependencia “no pasará en las aulas donde se tiene presencia”.

Luego de concluir el mitin frente a la SEP, Francisco Bravo, integrante de la dirección política de la CNTE, reviró al sector empresarial que en los últimos meses ha señalado al movimiento magisterial como responsable de las pérdidas en estados como Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, principalmente.

Bravo subrayó que la disidencia magisterial no es responsable de las pérdidas económicas que reporta dicho gremio por bloqueos carreteros y vías de trenes, e incluso consideró como una exageración y una desproporción que se señale a la CNTE por la crisis económica.

“Entre broma y no en broma decimos que ahora solo falta decir que si sube el dólar es por nuestra responsabilidad… Verdaderamente es una exageración y desproporción asegurar que los problemas económicos son por el magisterio”, afirmó.

Por su parte, la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, indicó que en el operativo sobre la llegada de simpatizantes de la coordinadora no falló, pues se les había dado autorización de arribar al primer cuadro de la ciudad, aunque sin fecha establecida.

Aseguró que el gobierno de la ciudad tenía contemplado que los maestros pudieran llegar al Zócalo, pero con la consigna de que no podían instalar templetes ni tampoco un plantón, ni mucho menos vandalizar.

Mencionó que los líderes de la CNTE no avisaron la manera cómo llegarían al Zócalo, pero “se les había dicho que si estaban de acuerdo, hace como una semana, en entrar con lo que hay ahí, que es la Aldea Digital, pues el jefe de Gobierno les decía que entraran, pero sin poner un templete o un mitin”, mencionó en entrevista al salir de su comparecencia en la Asamblea Legislativa.

“Nos informamos que venían en operación hormiga, cada uno por su lado e inmediatamente el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, que es el responsable de la vía pública, como una servidora, nos pusimos de acuerdo para que hicieran su recorrido sin mayor dificultad”.