Cardenal celebra Misa Crismal

Francisco Robles Ortega invitó a los fieles a valorar el sentido de las Semanas Santa y Pascua.

Guadalajara

La mañana de hoy, frente a más de 3 mil feligreses, se llevó a cabo la Misa Crismal, celebración eucarística de la bendición de los Santos Óleos para los enfermos, aceites que se utilizan en la administración de los siete sacramentos. Y, más de 500 de los mil 200 presbíteros que integran la Arquidiócesis de Guadalajara, renovaron sus promesas.

La ceremonia fue presidida por el cardenal Francisco Robles Ortega, en la Catedral de Guadalajara. Durante su homilía, recordó a los presentes el señalamiento para mejorar aspectos espirituales en este año de Misericordia. Además de que conmemoró los votos de fidelidad a la Iglesia, de castidad, pobreza y obediencia que los sacerdotes realizaron para ser fieles ministros de Jesucristo.

“En esta misa de los Santos óleos, los sacerdotes renuevan en torno a su obispo sus promesas sacerdotales, yo les motivaba a que al renovarlas, revisarán en su conciencia, personalmente. Qué de su vida sacerdotal reconocen que no está bien, qué deben de mejorar, qué deben de cambiar y que honestamente y sinceramente delante de dios hicieran este cambio”, detalló Robles Ortega.

Les explicó que cada uno debe de realizar con humildad este ejercicio de reflexión, pero con verdad para cambiar aquello que no va acorde a la esencia del sacerdocio.

Por otro lado, invitó a los fieles a valorar el sentido de las Semanas Santa y Pascua. A apreciar los días para encontrarse con Dios y no para encontrarse con un pretexto de descanso.