Escultura indigna a familiares de víctimas del Royale

Familiares de las personas fallecidas en el ataque al casino hace tres años acuden a misa y dejan arreglos florales en las cruces; critican Memorial porque no los tomaron en cuenta.

Monterrey

Tras haber acudido a la misa en honor a las víctimas del casino Royale, sus familiares y amigos decidieron no pararse en el Memorial recién construido al considerar que no se les tomó en cuenta, pues fueron cambiados diseños, medidas y material de la escultura.

Los parientes de las víctimas manifestaron su indignación por el trato recibido, ya que la escultura originalmente estaba planeada de 12 metros, y terminó siendo una con medidas de 1.60 metros de alto por 1.40 metros de ancho.

Además, criticaron que el Memorial fuera instalado en la esquina de la avenida San Jerónimo y Jesús M. González, lejos de la casa de apuestas, cuando la petición era que fuera justo al frente de la misma, en el camellón de la avenida San Jerónimo.

Samara Pérez y Edmundo Jiménez, familiares de dos de las víctimas del casino, denunciaron que la publicidad de una mampara colocada presuntamente ayer con la imagen del diputado local y coordinador de la bancada del PAN, Alfredo Rodríguez Dávila, está mucho más grande que el “minimemorial”.

Los familiares de las víctimas se sintieron ofendidos también porque habían pedido que en la escultura hubiera 54 chorros de agua en una fuente, para recordar a los 52 muertos y a los dos bebés nonatos, pero hasta eso incumplieron, pues dejaron 52 chorros.

De las más de 150 personas que acudieron a la misa en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, a unas cuadras del desaparecido casino Royale, unas 60 se trasladaron posteriormente hacia el exterior donde se ubicaba ese negocio y donde permanecen las cruces de las víctimas. Ahí, dejaron arreglos florales.

Sin embargo, declinaron visitar el Memorial. Sólo Alejandro Ángeles Morales, padre de Rubén Morales Castillo, se paró junto al memorial para leer la leyenda impresa en el mismo abrazando siempre la fotografía de su hijo.

Ninguna autoridad hizo acto de presencia, aunque en el memorial se pudieron apreciar dos coronas de arreglos florales, una del municipio de Monterrey y dos del Gobierno del Estado.

 

Los recuerdan con misa

Minutos antes, familiares y amigos de las 52 víctimas del casino Royale habían acudido a una misa en su honor en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, ubicada a unas cuadras de la entonces casa de apuestas, ubicada en la avenida San Jerónimo, en Monterrey.

La misa, que inició a las 16:00, fue oficiada por monseñor Miguel Neftalí González, quien en su mensaje hizo un llamado a los familiares de las personas fallecidas a encontrarse a sí mismas apoyados en la fe y no con rencor.

Expresó que hay que seguir adelante evitando malos pensamientos, aunque aclaró siempre hay que buscar la justicia y la verdad de los hechos.

Al evento religioso acudieron más de 150 personas, familiares y amigos de quienes el 25 de agosto de 2011 perdieron la vida en el interior del casino a causa de un incendio provocado por integrantes de un grupo de la delincuencia organizada.

Algunos de los asistentes llevaron fotografías de sus seres queridos que fallecieron ese día, además de 14 arreglos florales.

En la misa no se observó a ninguna autoridad de primer nivel.