Obispo acusa a Minera de prácticas de esclavitud

El presbítero Raúl Vera López, pidió a las autoridades no permitir que la empresa restrinja los servicios de agua y luz de los empleados, quienes demandan el pago correcto de utilidades. 
El obispo Vera López señaló que deben mejorar las condiciones de los trabajadores de la empresa minera.
El obispo Vera López señaló que deben mejorar las condiciones de los trabajadores de la empresa minera. (Especial)

Saltillo, Coahuila

El obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, acusó a la empresa Minera del Norte, instalada en Hércules, de tener esclavizados a los trabajadores, además de condicionarles los servicios de agua y luz por su trabajo. 

Sin precisar el nombre, indicó que la empresa minera está dándole largas al reconocimiento del sindicato minero que obtuvo el triunfo, encabezado por Napoleón Gómez Urrutia, para defender los derechos de los mineros. 

Vera López consideró que en la comunidad de Hércules se ha roto el orden constitucional, además que los métodos que están utilizando para ejercer presión son inhumanos. 

"Ahí Minera del Norte es dueña de las casas, tiene el contrato de la luz y del agua y maneja eso como quiere, ya les cerró un tiempo los servicios por el hecho de estar peleando la titularidad del sindicato que ganó el contrato colectivo", agregó. 

"Eso de quitarles la luz y cerrarles el comedor, ahora los están corriendo de las casas, eso es tratarlos de esclavos, la empresa está actuando como una hacienda, en donde el dueño trataba a los peones como se le daba la gana, así están haciendo ahorita y es muy feo". 

Advirtió que se debe dejar a la gente que sea independiente de la empresa Minera del Norte, para que no se les controle a través de los servicios, suministros y condicionándoles la vivienda. 

Desde la madrugada del miércoles pasado permanece bloqueada la mina Hércules, en el municipio de Sierra Mojada, por trabajadores inconformes con la entrega de utilidades, pues uno de los sindicatos acordó 10 mil pesos por concepto de utilidades, mientras que alrededor de 800 trabajadores exigen 88 mil pesos.


rcm