Profepa clausura 9 minas de carbón en Coahuila

Los yacimientos que están ubicados en los municipios de Escobedo, San Juan de Sabinas y Sabinas, afectaban superficie donde habitan especies de flora y fauna protegidas.
Mina de carbónEl Congreso de Coahuila pedirá se investiguen irregularidades en las subastas para la adquisición de carbón hecha por la CFE.
Se les otorgó el plazo de ley para que presenten la documentación que acredita que la extracción del mineral. (Especial)

Coahuila

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera temporal nueve minas de extracción de carbón mineral en los municipios de Escobedo, San Juan de Sabinas y Sabinas, por la afectación de 60 mil 031 metros cuadrados de superficie donde habitan especies de flora y fauna protegidas, además por la comisión de diversas irregularidades administrativas.

La delegación de la Profepa en el Estado informó que los visitados no exhibieron al momento de la inspección las autorizaciones en materia de impacto ambiental que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para realizar estas actividades.

Afectaron a especies de flora como mezquite, palo verde y cactáceas, además fauna como el puma, coyote, víbora cascabel de diamante, cardenal y guajolote silvestre.

Los inspectores de la Profepa constataron que una de las minas realizaba la extracción del carbón dentro de los 300 metros de la zona de protección del río Sabinas y dentro de los 350 metros de la vivienda más cercana, incumpliendo con el Plan de Manejo de la zona protegida.

Una mina se ubica en Escobedo, siete en Sabinas y otra más en el municipio de Progreso, de las cuales ocho trabajaban bajo el sistema de tajo a cielo abierto y una mediante pozo vertical.

Todas con un promedio de 29 metros de profundidad, donde radican especies de flora como mezquite, palo verde y cactáceas, así como fauna silvestre, destacando especies como el puma, coyote, víbora cascabel de diamante, cardenal y guajolote silvestre.

Adicionalmente las empresas no contaban con el seguro o póliza de garantía, cuyo monto atendiera el valor de la reparación de los daños que pudieran llegar a ocasionar las actividades de exploración y extracción del mineral.

Por lo anterior, se les otorgó el plazo de ley para que presenten la documentación que acredita que la extracción del carbón mineral en los predios inspeccionados se realizaba de manera lícita, situación que hasta ahora no ha ocurrido.

Cabe destacar que estas clausuras se efectuaron como parte de un programa de verificación puesto en marcha desde octubre pasado y en atención a las metas establecidas para el 2015, de efectuar 57 visitas de inspección a las instalaciones mineras de la región carbonífera de Coahuila.