"Millennials" prefieren el activismo al partidismo

Eligen participar en colectivos, pero sobredimensionan su expresión en redes sociales y no consiguen incidir en la toma de decisiones.
Los temas de mayor interés son transparencia, medio ambiente y protección animal.
Los temas de mayor interés son transparencia, medio ambiente y protección animal. (Cuartoscuro)

Monterrey

A pocos meses del inicio del año electoral, los partidos políticos y la generación millennial de México no han logrado hacer conexión.

El desgaste de las instituciones parece haber impactado en el interés de los jóvenes en la participación política, pues el promedio indica que solo uno de cada 10 militantes de partidos en el país son menores de 30 años de edad.

En entrevista, Aline Zunzunegui, coordinadora de Incidencia Política de Ollin, AC, detalló que estudios de la organización señalan que en 2013 la cifra era mayor, pues el 30 por ciento de las personas afiliadas a institutos políticos era joven. Sin embargo, el año pasado la cifra disminuyó dos terceras partes.

Aunado a ello, se considera que los institutos no están tomando en cuenta a los jóvenes para los cargos de elección popular.

En 2015, únicamente el 18 por ciento de los candidatos a diputaciones federales eran menores de 30 años. En cambio, este porcentaje aumenta al 26 por ciento cuando se trata de suplentes.

“Sí te toman en cuenta, pero como suplentes, no tanto como candidatos elegibles”, afirmó.

En contraste, los millennials prefieren realizar incidencia a través de asociaciones civiles y colectivos que impulsen causas sociales.

De acuerdo con cifras de Ollin a nivel nacional, el 80 por ciento de los integrantes de agrupaciones civiles son jóvenes. Los temas de mayor interés son transparencia, medio ambiente y protección animal.

Sin embargo, Miriam Hinojosa Dieck, consejera electoral de la Comisión Estatal Electoral (CEE), opinó que la también llamada generación Y sobredimensiona los alcances de su influencia a través de la tecnología, pues aunque utilizan las redes sociales para emitir opiniones, en realidad éstas no generan impacto en la toma de decisiones.

“Activismo no es discurso. El internet ha traído consigo esta falsa experiencia de participación; Change.org, por ejemplo, no tiene ninguna capacidad vinculante sobre ningún actor”, explicó.

Otra característica de los jóvenes que les dificulta participar en los procesos democráticos, señala Hinojosa, es la falta de paciencia, ya que sienten la necesidad de que cualquier acción surta efecto de inmediato.

No obstante, la indiferencia de los millennials hacia la política también es impulsada por los partidos, debido a que no se han adaptado a los nuevos esquemas de socialización ni se han renovado desde el interior.

“Hay que observar en Francia, España, algunos partidos eliminaron la palabra partido de su nomenclatura. Los nombres que ahora tienen son como una especie call to action en marketing: En Marcha, Podemos. Es una dinámica donde buscan hacerlos atractivos.

“Los partidos tradicionales están anclados en nombres que lo que quieren reflejar es la institucionalidad, lo monolítico”, comentó.

Considerando lo anterior, y el hecho de que dos de cada tres personas que integran el padrón electoral mexicano es joven, cobra relevancia la ausencia de esta generación en la toma de decisiones de interés público.

Según la Encuesta Nacional de Juventud de 2012, los jóvenes asumen que sus condiciones de vida son mejores que las de sus antepasados, y a pesar de ello se rehúsan a participar en la vida política del país.

De hecho, las estadísticas que arrojaron las elecciones presidenciales de 2012 revelaron que el abstencionismo fue de 46.8 por ciento en los jóvenes de 20 a 29 años de edad.

Aunque descartó anticipar un escenario “catastrófico” en las elecciones de 2018, la consejera electoral advirtió que esta apatía ha derivado en decisiones como el brexit en Reino Unido o el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos.

“La factura de esto la estamos teniendo en fenómenos como el brexit, donde el futuro que está en juego es el de ellos, y sin embargo, no salen a manifestarse”, dijo.

Promueven participación con encuentros con líderes

A fin de promover la participación de los jóvenes en la vida política de México, Ollin AC organiza talleres, cursos y diferentes actividades para los servidores públicos de la generación millennial.

Aline Zunzunegui, coordinadora de Incidencia Política de la asociación, indicó que son preocupantes los índices que reflejan la apatía de la juventud en la toma de decisiones.

“Dos de cada tres personas dentro del padrón electoral es joven y en edad de votar, pero justo los jóvenes son los que menos votamos”, precisó.

Por ello, la agrupación civil decidió implementar el Plan Joven por la Democracia, un proyecto que busca estimular la participación y sostiene encuentros con los líderes juveniles de los diferentes institutos políticos.

En ese sentido, brindan talleres donde abordan temas como transparencia legislativa, innovación política e incidencia.

“El año pasado hicimos nuestro primer taller Encuentro de Legisladores Jóvenes. Vinieron diputados locales de todos los partidos, eso es importante para nosotros, trabajar con todos los que se quieran sumar”, dijo.