Unops “chantajea” a los habitantes de Los Altos

Conredes y Colectivo de Abogados cuestionan el trabajo de la agencia de ONU, por costoso y sospechoso de servir a los intereses del proyecto de extracción de agua del río Verde.
El megaproyecto de El Zapotillo se encuentra detenido físicamente desde el 3 de julio del 2014
El megaproyecto de El Zapotillo se encuentra detenido físicamente desde el 3 de julio del 2014 (Agustín del Castillo)

Guadalajara

El "producto temprano" de la Unops (Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos) que recomienda tomar acciones preventivas en torno a la presa El Zapotillo ante el posible evento de una crecida de altas proporciones, generó suspicacias en el presidente del Consejo Regional para el Desarrollo Sustentable (Conredes) de Los Altos de Jalisco, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, y en el integrante del Colectivo de Abogados, Guadalupe Espinoza Sauceda.

"La nuestra y otras asociaciones civiles, presentamos el día 15 de marzo de este año, una denuncia de hechos donde ya hemos fijado nuestro posicionamiento respecto a este 'producto temprano' y junto con todo el asunto de la contratación de Unops por parte del gobierno del Estado y en la que advertimos del posible incumplimiento en las disposiciones de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Jalisco, la Ley de Adquisiciones y Enajenaciones del Estado de Jalisco y de la Ley de Austeridad y Ahorro del Estado de Jalisco y sus Municipios", dijo a este diario Márquez Gutiérrez.

"Tal parece que el propósito de este 'producto temprano' es alarmar a los habitantes de las tres poblaciones para justificar su desalojo y reubicación inmediata, sin considerar que jurídicamente existen procesos vigentes y en curso que durante todos estos años se los ha impedido", añadió.

También "muestra una actitud por lo menos sospechosa y cuestionable de parte de la Unops al sugerir 'actualizar a la situación presente el Plan de Emergencia del Río Verde realizado por Conagua en 2014' e implementarlo, aduciendo la posibilidad de que se pudiera producir el bloqueo parcial o total de uno o ambos conductos de desvío ocasionando un llenado prematuro de la presa, argumentando escenarios que se supone debieron estar considerados en el proyecto original".

En el mismo sentido se manifestó Guadalupe Espinoza Sauceda, del Colectivo de Abogados, organización que hace el trabajo legal a favor de los pobladores que se oponen a la inundación de sus pueblos.

"Para nosotros como abogados la Unops no es confiable, no genera certidumbre, confianza y transparencia Su llegada a brindar esta 'tercería' fue cuestionada desde un principio pues es mucho dinero que le está pagando el gobierno de Jalisco para creer que emitirá un dictamen imparcial; insistimos que su actuación en este tiempo que lleva en el proyecto del Zapotillo ha sido opaca y poco transparente", dijo Espinoza Sauceda.

De acuerdo al estudio de la Unops, la presa El Zapotillo, cuya edificación está detenida físicamente desde el 3 de julio de 2014 en 79.7 metros de altura por mandato judicial, está en proceso de deterioro y significa un riesgo en el caso de la presentación de una avenida extraordinaria de agua por el río Verde, efecto del temporal y sobre todo, de una eventual presencia ciclónica en la zona (MILENIO JALISCO, 11 de agosto de 2016).

La actuación de la agencia ha sido controversial, pues cobra 4.6 millones de dólares por una serie de productos que en algunos casos ya existen, en otros, son considerados de costo excesivo. Los críticos señalan que no podrá tener independencia si recibe un recurso tan cuantioso del gobierno de Jalisco.

SRN