Le sacan 'los diablos' al gobernador

Durante el convenio en Juárez para instaurar el 9 de agosto como Día Municipal de los Pueblos Indígenas, el mandatario estatal recibió una armonización mexica como parte de un ritual tradicional.
Jaime Rodríguez Calderón firmó convenio de Desarrollo Social y Derechos de los Indígenas en Juárez, Nuevo León.
Jaime Rodríguez Calderón firmó convenio de Desarrollo Social y Derechos de los Indígenas en Juárez, Nuevo León. (Raúl Palacios)

Juárez

Dentro de la firma del alcalde de Juárez, Heriberto Treviño Cantú, para instaurar el 9 de agosto como Día Municipal de los Pueblos Indígenas, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, recibió una armonización mexica en la que "le sacaron los diablos" que traía dentro.

Para conmemorar este Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Ayuntamiento de Juárez contó con la presencia de diversos representantes de comunidades indígenas.

Entre dichas personas sobresalió la encargada de armonizar el lugar, a los funcionarios y a las personas reunidas en la plaza principal de Juárez, Nuevo León.

La cual, luego de saludar a los cuatro puntos cardinales, al cielo y la tierra, realizó una armonización a la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en Nuevo León (CEDH), Sofía Velasco Becerra, después al alcalde de Juárez, Heriberto Treviño Cantú, y por último, al gobernador del estado.

"Se procederá a realizar al señor gobernador una armonización especial, para que el mandato que él tiene encomendado vele por los intereses de todas las comunidades y de los pueblos, así como de todas las voces dentro del estado de Nuevo León", comentó la mujer.

Eso, dijo, es para poder entrar en un balance con él mismo, así como con los ejes centrales y cardinales que representan a las diferentes comunidades que habitan en Nuevo León.

Tras este ritual y durante su discurso a los ahí reunidos, Jaime Rodríguez Calderón aceptó que con el trabajo de armonización "le sacaron los diablos que traía dentro".

"La verdad es que después del humito (copal) que me echaron ahorita, obviamente le pregunté a la señorita que me estaba haciendo las cosas, porque quería saber de qué se trataba, y la verdad es que me sacó los diablos, traía como 38 diablos, pero ya se fueron", aseguró el mandatario.

A la partida del gobernador, la fiesta se hizo presente en el lugar con música y danza, además de la presencia de los módulos con artesanías, comida y bebida típica del estado de Oaxaca.

AVF