Cinco mil tapatíos festejan a lo grande en la Minerva

Cuando cayó el segundo gol, de Andrés Guardado, una orden superior fue categórica: Cierren la Minerva. 
Tapatíos festejan en la Minerva el triunfo de la selección mexicana ante Croacia.
Tapatíos festejan en la Minerva el triunfo de la selección mexicana ante Croacia. (Jesús Hernández)

Guadalajara

Faltaban 20 minutos para que acabara el partido pero la fiesta ya estaba preparada en el monumento más famoso de Jalisco.

El “Cielito lindo” y las banderas tricolores eran el marco ideal para que comenzara la fiesta, fiesta que no paraba ni con la fuerte lluvia que caía en la zona.

“México”, “México”, “México”  era otro de los gritos de guerra, y la fiesta no paraba, ni para el santo, el enmascarado de plata, ni para el otro santo Juan Pablo segundo, pues un aficionado traía un cuadro con la imagen de Juan Pablo y decía a los cuatro vientos, “toda la mañana  le recé al Papa y el Papa nos hizo el milagro. El Papa es mexicano”, y como si se tratara de Oribe Peralta o Chicharito, la foto de la santidad también le dio la vuelta olímpica a la minerva

En el costado norte, el que da a avenida México, una banda puso a bailar a propios y extraños, el sinaloense y otras canciones más patrocinaban la fiesta en la Minerva.

El único inconveniente para un aficionado fue portar la camisa de Holanda, pues fue increpado por los asistentes y lo despojaron de su playera, pero de ahí no paso.

Hasta las 18:30 horas, sólo se reportan un par de detenidos  por delitos menores.