Hasta 60 mil pesos de multa por maltrato animal

El presidente de la Comisión de Protección al Ambiente y Desarrollo Sustentable, Felipe Ledezma, presentó una iniciativa para reformar el reglamento para evitar el maltrato animal en Tijuana  
Perros están protegidos por la ley.
(Foto: Ana María Arroyo/Archivo)

Tijuana

Multas de hasta 60 mil pesos, tenencia en razas caninas consideradas potencialmente peligrosas y tiendas de mascotas reguladas, son parte de la propuesta del nuevo reglamento para evitar el maltrato animal en Tijuana.

El regidor y presidente de la Comisión de Protección al Ambiente y Desarrollo Sustentable, Luis Felipe Ledezma Gil, presentó la iniciativa para reformar el reglamento.  

“Endurecimiento de sanciones administrativas y la severidad al ser frente a menores de edad, que se ha dado casos que la mayoría ha sido por esta vía, se establece un procedimiento eficaz para el rescate de mascotas abandonadas en propiedad privada y en vía pública, porque la mayoría de los casos es porque son en propiedad privada y es difícil porque no podemos meternos como autoridad”, lamentó.

La abogada de la Asociación Abogados Animalistas, Carmen Villarreal, detalló que el organismo ha atendido 7 mil 300 casos de abuso animal, incluido uno de los más recientes que se trató de un perro víctima de zoofilia. 

"El reglamento actual es un reglamento totalmente deficiente tiene muchos vacíos además las sanciones son absurdas, la más por un acto de crueldad animal va sobre los mil 300 ó mil 600 pesos. Nosotros estamos proponiendo sanciones que van de los 15 mil a los 30 mil y de los 30 mil a los 60 mil pesos; además, igual que en el Bando de Policía y Buen Gobierno en el artículo 114, el arresto hasta por 36 horas”, apuntó.

El presidente de Provida Animal de Tijuana, Iván Márquez, explicó que en el caso de la tenencia responsable, buscan restringir la venta de perros considerados peligrosos.

Señaló que mientras en otros países terminaron por prohibirlos, en Tijuana buscan que quienes adopten este tipo de razas cumplan con ciertos requisitos para garantizar que podrán cuidarlos para que no representen un peligro.

“No estamos hablando de una prohibición, estamos hablando de una restricción que implica que la gente que sea verdaderamente responsable y que pueda cuidar estos perros son los que van a poder tenerlos, no cualquier persona va a poder tener el privilegio de tenerlos, la raza y en especial los pitbulls”.

Los activistas y el regidor reconocieron que se requiere recursos para operar bajo este reglamento pero señalaron que este sería un primer paso para mejorar el trato hacia los animales en la ciudad.