Al menos 17 mil al día usan celular mientras manejan

La Organización Mundial de la Salud identifica un grave problema de salud pública, dada la creciente incidencia de ese distractor en accidentes viales.
El costo por cometer esta infracción va de 68 a 350 pesos, de acuerdo a la Ley de Movilidad.
El costo por cometer esta infracción va de 68 a 350 pesos, de acuerdo a la Ley de Movilidad. (Especial)

Guadalajara

Todos los días, 91 conductores de automotores en la Zona Metropolitana de Guadalajara son sorprendidos con el uso ilegal de sus aparatos celulares por elementos de la policía vial, lo que deriva en infracciones cuyo monto va de 68 a 350 pesos, de acuerdo a lo que determina la Ley de Movilidad vigente (ver recuadro).

La información de la Secretaría de Movilidad, documentada por la Comisaría General de Vialidad, se basa en los folios levantados por los agentes de la dependencia. Desde el 1 de enero hasta ayer, 17 de abril, se han acumulado 9,716 multas. Y si bien, es un índice que ha crecido a raíz de que se determinó hacer frente al problema, en realidad se queda corto: significa que solamente uno de cada 18,681 automovilistas que circulan por la ciudad cometen tal violación, lo que contradice la percepción pública del problema.

Un estudio de la Organización Mundial de la Salud, “Uso del celular al volante: un problema creciente de distracción del conductor” (se puede consultar en http:// www.who.int/violence_injury_prevention/publications/road_traffic/en/index.html), destaca la enorme relevancia del asunto.

“Estudios realizados en distintos países indican que el porcentaje de conductores que utiliza el teléfono celular mientras conduce ha aumentado a lo largo de los últimos 5 a 10 años, y oscila entre un uno por ciento y un once por ciento”, lo que indicaría que las multas levantadas por Movilidad son sólo un débil indicador: de 17 mil a 187 mil conductores de la ciudad lo hacen de forma cotidiana.

Añade el documento: “Hay estudios que han tratado de determinar cuántos conductores utilizan el teléfono celular durante la conducción. Así por ejemplo, en una serie de países de ingresos altos (como los Estados Unidos de América, Nueva Zelandia, Australia y algunos países europeos), entre el 60 y el 70 por ciento de los conductores afirmaron utilizar el teléfono celular mientras conducían, como mínimo de vez en cuando. Algunos estudios también han tratado de determinar el uso del teléfono celular en un momento determinado, dado que no es únicamente el uso durante la conducción lo que influye en el riesgo, sino también la duración de éste”. En países de ingresos medios, como México, el crecimiento del uso de celulares es mayor, añade el organismo de las Naciones Unidas.

“Es importante que los gobiernos, en particular, tengan desde ya un planteamiento proactivo, utilicen los conocimientos más recientes y aprovechen la experiencia adquirida en otras áreas de intervención en materia de seguridad vial, hasta que exista una base de datos mayor sobre la que actuar. En las últimas décadas se han alcanzado importantes logros en el ámbito de la seguridad vial en muchos países. Si queremos mantener y mejorar esos logros, es esencial poder regular los riesgos y los beneficios de las tecnologías que se utilizan durante la conducción. Si no actuamos ahora, no solamente será más difícil afrontar el problema más adelante, sino que también sufriremos un mayor número de traumatismos y de lesiones prevenibles ocasionados por el tránsito en las carreteras de todo el mundo”, puntualiza.

El problema

Los automovilistas no deben conducir y utilizar sus aparatos telefónicos móviles o celulares. Esto se debe a que se divide la atención de la mente entre el uso del artefacto de comunicación y la operación del automotor, y eso puede tener consecuencias desde leves a fatales

Conducir demanda concentración total. Según la Secretaría de Movilidad, “el espejeo [sic] se dificulta”; la atención se enfoca solamente al centro del campo de visión, no se suele tomar la distancia adecuada a los costados ni cuidar la relación de la parte trasera del auto; los reflejos se hacen más lentos al dispersar la mente en otras cosas y se ignoran acciones viales como marcar vuelta o poner intermitentes para detenerse

Según la Ley de Movilidad del estado de Jalisco, artículo 178, fracción XV, las sanciones por conducir un vehículo automotor al tiempo que se usa aparatos de telefonía o “cualquier distractor” van de 1 a 5 salarios mínimos vigentes en la región II, de la que forma parte Guadalajara. Esto significa de 68.28 pesos a 341.4 pesos

Las multas en otros estados de la república son variables. En ciudades como Hermosillo, Sonora, alcanzan 523 pesos; en Monterrey, Nuevo León, hasta 600 pesos, y en la capital de Puebla, 1,200 pesos por evento, de acuerdo a información de 2014