Migrantes se están quedando en NL, señala investigador

Philippe Stoesslé, profesor de la UDEM, mencionó que la escasa denuncia por parte de quienes buscan una mejor vida, cuando les violan sus derechos, se debe a un sistema de justicia poco amigable.
Alejandro Estévez, ofreció la conferencia "Movilidad Humana y Derechos Humanos".
Alejandro Estévez, ofreció la conferencia "Movilidad Humana y Derechos Humanos". (Foto: Carlos A. Rangel )

Monterrey

Descriminalizar a los migrantes, concientizar a la autoridad y sensibilizar a la comunidad sobre el tema, son tres de los ejes básicos por los que la UDEM hizo sinergia con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para llevar a cabo, en la sala de eventos del edificio de residencias de esa universidad, la conferencia "Movilidad Humana y Derechos Humanos", impartida por Alejandro Estévez.

Para Philippe Stoesslé, profesor e investigador de la UDEM y organizador del evento, Nuevo León ya no sólo es un lugar de paso para los migrantes, sino que se cuenta por miles los que habitan en la entidad.

"Así como tenemos un San Luisito, yo creo y una de mis hipótesis como investigador es que estamos viendo barrios de centroamericanos que se están constituyendo, es decir, muchos se están quedando aquí", comentó el investigador.

Sobre la escasa denuncia que existe por parte de extranjeros que sufrieron la violación de sus derechos en la entidad, el especialista advirtió que el miedo y un sistema poco amigable son algunas de las causas.

"Es miedo, es desconocimiento, y también el hecho de que el sistema no sea amigable, existen las disposiciones legales pero cuando los acompañamos vemos que hacen todo para desanimarlos, hasta amenazarlos.

"Trabajadores sociales en hospitales que los amenazan o incluso ya cuando están detenidos, agentes de migración que los desalientan y les dicen 'para que pides asilo, tú aquí nunca te vas a quedar'", mencionó.

Por su parte, Alejandro Estévez, de la quinta visitaduría de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), resaltó el hecho de que México ha firmado más de 160 tratados internacionales sobre derechos humanos, situación que no ve reflejada en la vida cotidiana.

Por ello, indicó que "hay que tatuarnos en México que todos somos iguales".

En cuanto al problema mundial de la movilidad humana, comentó que según la ONU, se calcula en 244 millones las personas que viven fuera de su país.

México ocupa el tercer lugar en migración con 12 millones de personas, de las cuales 11.6 millones radican en Estados Unidos.

De igual forma, el conferencista puntualizó la grave crisis que vive el mundo en cuestión de refugiados, la mayor cantidad desde la Segunda Guerra Mundial.