Ubica Seguridad Pública a indocumentados en autobús

25 hondureños fueron descubiertos por autoridades tras inspección en carretera, tenían como destino arribar a Reynosa, Tamaulipas.
A bordo de un autobús fueron descubiertos por elementos policiales
A bordo de un autobús fueron descubiertos por elementos policiales (Imelda Torres )

Rioverde

Con escaso equipaje pero con las intenciones de trabajar para dar una mejor calidad de vida a sus familias, proyecto que decayó para 25 hondureños que salieron de su país por lograr el sueño americano.

El viaje de estos extranjeros indocumentados se vio frustrado cuando fueron descubiertos por agentes de la Policía Estatal en el municipio de Cerritos.

Los hechos ocurrieron este viernes por la mañana en la carretera de cuota Cerritos, San Luis Potosí – Tula, Tamaulipas, donde Agentes de la Dirección General de Seguridad Pública del Estado al mando del director de Planeación y Operaciones, Arnulfo Urbiola Román instalaron un punto de revisión sobre esta rúa donde los vehículos eran verificados.

La unidad rotulada con el número 1360 no tendría nada de sospechoso hace un par de años, pero de un tiempo para acá, indocumentados provenientes de países de América del Sur están utilizando cada vez más al estado potosino como parte de su ruta hacia la frontera, en un trayecto justificado, pero ilegal.

Los uniformados subieron y todo parecía normal pues iban parejas, niños y adultos mayores, pero cuando empezaron a preguntarles su procedencia y destino, de inmediato detectaron el acento de su voz, así que les pidieron su credencial de elector u otra identificación.

Los nervios traicionaron a algunos, y al final tuvieron que confesar que eran indocumentados. Eran 25 pasajeros, 14 hombres, cinco mujeres y seis menores de edad, todos originarios de Honduras.

Te recomendamos:Sedena libera a migrantes en SLP

Entre los policías se cuenta con personal paramédico que les realizó una revisión, pues en estos casos es común encontrar a algunos con signos de deshidratación u otra sintomatología, pero esta vez no requerían atención médica.

Dijeron que no traían "pollero", que éste lo conseguirían en la frontera; el conductor dijo que era una corrida normal pero ellos dijeron que habían pagado un viaje especial a Reynosa.

Se les explicó que debían quedar en resguardo de esta corporación, pero de inmediato se llamó a personal del Instituto Nacional de Migración, donde se lleva a cabo el trámite para su repatriación.

Te recomendamos:34 migrantes asegura SP en huasteca potosina

ELGH