Michoacán: cómo pasar de 60 mil ha dañadas, a cero

El vecino estado le apuesta a revertir la afectación y hacer productivo al bosque.
La educación ambiental también es importante para estos proyectos
La educación ambiental también es importante para estos proyectos (Milenio)

Guadalajara

El estado de Michoacán vive uno de los mayores desafíos: reconstruir su sector forestal fuertemente condicionado por muchos años de inseguridad e ilegalidad. "En los últimos 20 años, la entidad ha perdido una cubierta arbórea de 1.2 millones de hectáreas, es decir, alrededor de 60 mil hectáreas anuales deforestadas", dijo el director de la Comisión Forestal de Michoacán, Roberto Pérez Medrano.

Tercero del país por producción de madera, primera en resina de pino y quinta en diversidad biológica, "de las 5.8 millones de hectáreas que tiene de territorio, 4.2 millones de ha son de vocación forestal, y 3.6 millones de ha están cubiertas de bosques y selvas (...) al llegar esta administración nos topamos con esa realidad. Y es muy importante para nosotros recuperar y reactivar este sector de la economía; por ejemplo, anualmente tenemos de 16 mil a 18 mil toneladas de resina que generan una derrama de más de mil millones de pesos y genera alrededor de 60 mil empleos; entonces se trata de impulsar el desarrollo forestal sustentable, y por otra para combatir la deforestación como las premisas fundamentales; son los dos principales retos que hemos establecido", señala en entrevista con MILENIO JALISCO.

En su visita a Guadalajara a la Expo Forestal del pasado mes de octubre, detalló las estrategias seguidas en el primer año de gobierno de Silvano Aureoles Conejo; "para revertir la tasa de deforestación se están atendiendo las dos principales causas; una, el cambio de uso de suelo, y dos, la tala clandestina".

Con los cambios de uso de suelo "tenemos un problema muy acentuado, debido a que se han venido estableciendo huertas de aguacate: hay 180 mil hectáreas ya cubiertas con ese uso, y se está trabajando con las asociaciones de aguacateros para dar un verdadero impulso a esta actividad productiva que genera una derrama económica y empleos, pero queremos sea de manera sustentable".

Se han implementado cinco estrategias; la primera fue la instalación de la mesa de seguridad ambiental, "donde se alinean las diferentes dependencias de la federación, del estado, y la participación de los 103 municipios, y sobre todo de los productores"; se crea paralelamente, una fiscalía para la atención de los delitos ambientales, y por primera vez, un grupo de policía ambiental; como cuarta medida está el decreto para la recuperación de bosques y selvas en el estado, "para impulsar el aprovechamiento sustentable, con los productos agrícolas, fundamentalmente el aguacate", y la quinta medida, la constitución de un fondo verde "para poder captar recursos que nos sirvan para ayudar e incentivar al sector, e ir eliminando de esa manera estos dos procesos negativos que se están viviendo".

Las metas productivas para los cinco años restantes: "incrementar de 500 mil metros cúbicos a un millón de m3 de madera, y pasar de 16 mil toneladas de resina a 35 mil o 40 mil toneladas; esto nos permitirá en gran parte la conservación de nuestros recursos forestales, porque las áreas que están bajo manejo técnico silvícola garantizan su conservación, su protección, su fomento", destaca el funcionario.

El gran propósito, suena desmesurado, pero este experimentado ingeniero lo ve asequible: "que en el año 2021, Michoacán alcance una tasa cero de deforestación".