A un mes del radar, iniciarán las multas

Tras el lapso de apercibimientos, el programa “Destino Seguro” dará paso a las infracciones por exceso de velocidad en las vías de la ciudad capital.

Pachuca

El presidente municipal de Pachuca, Eleazar García Sánchez, señaló que en el primer mes del programa “Destino Seguro” se han visto una reducción en los índices de velocidad entre los conductores de la capital, aunque hay personas que violan el reglamento de tránsito de manera constante.

“Lo veo muy bien, ayer comentando con el gobernador en un recorrido que hicimos por la ciudad él externaba a mi persona que veía que la gente estaba respetando la velocidad y eso es muy favorable, esto en diversos bulevares. Esa es la intención, el origen de todo esto es prevenir, que respetemos los límites de velocidad y como consecuencia evitar accidentes”, mencionó el alcalde.

“Destino Seguro” es un programa donde en cinco puntos de la capital se colocan radares de velocidad para detectar si algún conductor rebasa el límite de velocidad; de ser así, una cámara tomará la imagen del infractor, quien en el lapso de un mes recibirá en su casa la multa correspondiente.

García Sánchez recordó que en diciembre comenzó la operación del programa, pero es hasta enero cuando comiencen a mandar las multas, pues en diciembre sólo trabajaron con apercibimientos (cartas donde se les invita a las personas a respetar la velocidad en bulevares); ahora ya vendrán las multas.

“Recordar que fue un mes de apercibimientos, ahora se estarán enviando infracciones, tenemos un análisis de vehículos que han excedido (el límite de velocidad) constantemente, hasta siete u ocho veces. Ese análisis lleva un tiempo y en su momento daremos a conocerlo”.

El objetivo de este programa es reducir los accidentes vehiculares en Pachuca, municipio que junto a Mineral de la Reforma acumulan la mitad de estos incidentes registrados en Hidalgo; la capital del estado tiene un índice de mortalidad en choques l doble que en el país.

“La gente ya más o menos ubica dónde se ubican los detectores de velocidad, los paneles, inclusive se ve que le bajan a la velocidad, eso es lo que queremos, la intención es cruzarlo cómo nos fue con accidentes viales para ver si nos da resultado que es el fin último, evitar muertes”, señaló el encargado de Casa Rule.

El análisis de resultados deberá ser con los números de enero, lapso cuando ya se apliquen las multas que van de los 11 a los 20 salarios mínimos, con la posibilidad de reducirla a la mitad cuando se paguen en menos de 30 días.

“Es algo importante que hay que cuidar mucho para que tengan información clara para que sepan cómo nos ha ido a lo largo del mes. Propiamente se debe analizar enero, tenemos que esperar porque diciembre fue apercibimientos, la invitación”, dijo García Sánchez.

Por eso, será hasta el próximo mes cuando den los primeros datos exactos del programa, esto por parte de la Dirección de Tránsito y Vialidad, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, aunque los primeros comentarios entre la gente ya están en la calle.

“Aún estamos haciendo el análisis, recordar que el único vocero autorizado para emitir esas estadísticas será el Director de Vialidad y Tránsito, pronto lo habremos de informar y cuando tengamos la información se lo haremos saber. “He escuchado a muchos, ‘Me están invitando a respetar el límite de velocidad para evitar accidentes”.

Servicio concesionado

El programa “Destino Seguro” es operado por la empresa Autotraffic, la cual invirtió 30 millones de pesos en la instalación de los paneles medidores de velocidad, cámaras y toda la infraestructura para implementar las multas electrónicas.

Serán 36 meses los que Autotraffic operará el equipo, tiempo en el que recibirá el 85 por ciento de los ingresos por multas viales, esto como compensación económica ya que al final de la actual administración municipal todo el equipo será entregado al Ayuntamiento.

El equipo es similar al que se usan en otras ciudades donde se ha reducido hasta al 50 por ciento los accidentes viales, objetivo que es el de la actual administración al momento de contratar este servicio de radares en la calle. A diferencia del programa radar del periodo 2006-2008, éste, aseguran las autoridades, es transparente ya que la gente sabe dónde están los paneles: bulevar Colosio y Río de las Avenidas.