Al mes unos 200 animales son sacrificados en Zapopan

El futuro de muchos animales que actualmente tienen hogar es incierto.

Guadalajara

Mensualmente el departamento de Sanidad Animal sacrifica 200  perros o gatos en situación de calle, al año, esta cifra se convierte en poco más de cuatro mil animales.

 “La mayoría de la gente que los abandona en las calles, es gente de escasos recursos que no los alimenta con croquetas, sino con desperdicios de alimentos de comida casera”, señaló Francia Jáuregui, titular de la dependencia.

Actualmente el gasto para incinerar a un animal es de aproximadamente  700 y mil 400 pesos, dependiendo del peso y tamaño del animal.

Las colonias donde se registra el mayor número de abandonos de  mascotas son: Arenales Tapatíos, Meza Colorada,  Tesistán, Santa Lucía, entre otras.

Al respecto, la directora del departamento de Sanidad Animal,  comentó: “Acudimos a estas colonias debido a los reportes ciudadanos de personas que llaman al número 38182200 extensión  3281 para que nosotros recojamos perros o gatos, se necesita un reporte ciudadano, que la gente nos diga que el animal no los deja entrar a su casa por ejemplo, ya sea porque están agresivos o porque simplemente llegan ahí en situación de calle”.

Desde el momento en que el animal ingresa  a la perrera, contará con cinco días naturales para ser reclamado y el dueño tendrá que pagar los gastos de manutención generados que son 170 pesos,  si no, el  animal es sacrificado.

Una vez sacrificado “los  restos del animal son llevados a una empresa con la que tiene contacto el municipio,  es una empresa de manejo de residuos biológicos infecciosos  que se encarga de incinerarlos”.

En México, estudios revelan que el  50 por ciento de  los hogares   tienen una mascota y gastan semanalmente un promedio de 19 pesos.

Futuro incierto

Cabe señalar que con  la iniciativa presentada por el gobierno federal  de gravar con un Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16 por ciento a los alimentos procesados para perros, gatos y pequeñas especies utilizadas como mascotas en el hogar, su futuro se muestra incierto, pero en caso de aprobarse el 16 por ciento tan temido por muchos, las consecuencias serían irreversibles.

“Mucha gente nos ha estado diciendo que necesitan deshacerse de sus animales. Llegan a la asociación y nos dicen que o se los recibimos o los tiran a la calle. Definitivamente van haber problemas graves si se llega a dar este aumento del IVA en los alimentos para mascotas”, señaló  Martha Medrano, presidenta de la Asociación Pro Derechos de los Animales.

Aunado a lo anterior, “las perreras municipales no se darán abasto, porque tendrían que destinar anualmente mayores recursos, contratar más personal y adquirir más cantidades de alimentos y medicamento para dormir a los animales que fueron capturados”.

Al respecto, el médico veterinario zootecnista,  Jaime de Jesús Gómez, advirtió “con el incremento de las croquetas,  van haber más perros abandonados en la calle y es precisamente lo que está tratando de evitar el gobierno”.

Además estima que sus ventas bajarían hasta en un 40 por ciento “a mí me va  a bajar mucho la venta por el aumento. La croqueta más barata que tengo vale 135 un bulto de dos kilos y la más cara es de 20 kilos y tiene un costo de  mil 500 pesos”.

Panteón para mascotas

El último grito de la moda para mascotas son los panteones o funerales Pet.  En Jalisco una persona puede gastar en promedio mil 500 pesos en un funeral con capillas y  nichos para darle el último adiós a su mascota.

“El servicio oro va desde los 500 a los mil pesos, este paquete no contempla la devolución  de las  cenizas y principalmente  es socorrido por personas que no cuentan con los recursos para recuperarlas. El servicio platino contempla la cremación y las cenizas se regresan en una urna. El diamante  es el  mismo que el  anterior  sólo que la persona puede estar durante la cremación de su mascota”, informó el médico veterinario, Jaime Gómez.

 En los últimos años se ha registrado un aumento en la  industria del cuidado para mascotas, ahora se ofrecen servicios de cafeterías y fiestas de cumpleaños, centros holísticos, terapeutas y los ya tradicionales como hospedaje,  entrenadores y  paseadores.