La industria de la zona sur necesita mercadólogos

Poco a poco se ha ido rompiendo la inercia en las fi rmas que integran el corredor industrial de Altamira, reconoce David Eduardo González.

Altamira

El especialista en Mercadotecnia no es un agente de ventas, como creen la mayoría de los líderes de industria en el sur de Tamaulipas, afirmó David Eduardo González Rodríguez.

El coordinador de la Licenciatura en Mercadotecnia del IEST Anáhuac indicó que ha sido difícil convencer, sobre todo a las empresas del corredor industrial de Altamira, sobre el hecho de contar con un mercadólogo.

Sin embargo, una vez que son convencidos de su necesidad, han requerido egresados del IEST a niveles local, nacional e internacional, porque reconocen que un mercadólogo plantea toda una estrategia, no solo la venta simple de un producto o servicio.

Añadió que cuentan con el programa para mandar alumnos a DisneyWorld, en Orlando, Florida, si bien con viáticos a cuenta del educando; mas la experiencia adquirida en una empresa de clase mundial es incomparable.

"Actualmente en la zona tenemos muchas barreras, paradigmas, donde tenemos identificada la carrera del mercadólogo como una persona encargada de ventas, de la publicidad solamente, y se nos olvida la parte medular que implica esa estrategia, esa creatividad, esa innovación, ese aportar el plus, el extra, siempre y cuando conozcas bien a tu mercado, tu cliente.

"Algo que hago mucho énfasis con los alumnos es: si no conocemos a fondo lo que la gente quiere, no se metan en hacer empresas, en querer abrir o vender algo solamente porque a ti te guste y que consideres es lo correcto".

Dijo que en la zona sur se alcanza a percibir ese problema y al final de cuentas afecta a quienes ejercen la profesión, de manera en que la gente tiene contemplado un mercadólogo exclusivamente para vender algún producto o servicio, y no se contempla con la importancia que debiera tener desde la generación de la estrategia.

"El mercadólogo proporciona las herramientas necesarias para que tú vayas por el camino correcto, y no te pongas una venda y comiences a caminar quién sabe para dónde. Sabemos que el mundo avanza rapidísimo, el manejo de la información también.

"Desafortunadamente en la zona sur de Tamaulipas tal vez existe esa barrera, pero para ambos lados, tanto para las empresas que no quieren aceptar al mercadólogo, como para el joven que afirma 'aquí no hay trabajo'. Ambos cometen errores".

Comentó que siempre pregunta a sus egresados qué empresa no quiere vender más, o qué negocio no quiere incrementar sus resultados, su participación en el mercado, volverse el número uno. "Por lo regular solo tienen un negocio, y si les va bien qué bueno, y si no, cierran.

Creo que todas las empresas quieren ser competitivas, y para eso necesitamos un mercadólogo.

"Siempre que haya un área de oportunidad en cuanto a venta, incremento de resultados, participación en el mercado, podemos contemplar al mercadólogo y habrá trabajo. Es una profesión muy adaptable, camaleónica, te vuelves un poco multitask, multiusos, versátil, en todos los aspectos, desde la industria".

En su experiencia, ha podido trabajar en varias firmas: en la industria vendiendo acero en una empresa coreana del corredor industrial; en la industria de las casas, ya que la decisión más importante de la persona es adquirir su patrimonio; ha vendido autos, y ahora estoy en la universidad.

"El común denominador de todo esto es la mercadotecnia, porque todas las industrias buscan el bien común, el mismo objetivo que es mejorar mis resultados, tanto en ventas como apreciación de mercado, procesos y todo lo demás. Ese es el plus que ofrece el Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas". Con respecto a la comunicación entre la industria y la academia sobre la necesidad de un mercadólgo, dijo que va evolucionando.

"Hay carreras de moda: se abre un Tratado de Libre Comercio y se van por todo lo internacional; se habla de industria petrolera, igual; aquí pensamos que por estar en zona industrial los ingenieros de tal especialidad tendrán trabajo siempre.

"¿Qué pasa con esa comunicación? Las empresas se están dando cuenta, tal vez un poco tarde, que necesitan gente que les ayude a mejorar sus resultados".