Burlan acuerdo y reparan mercados

El director de Obras Públicas de Tampico, José Fernández dice que los comerciantes no tienen permiso aunque ellos alegan que sí; preparan multas a quien resulte responsable.
Los locatarios insisten en reforzar la seguridad de la estructura.
Los locatarios insisten en reforzar la seguridad de la estructura. (José Luis Tapia)

Tampico

Los locatarios burlaron a la Dirección de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Mercados en Tampico, pues siguieron los trabajos preventivos en los mercados Juárez e Hidalgo, pese a que les habían parado la obra el jueves de la semana pasada. Obras Públicas dice que lo hicieron sin permiso, por lo que por segunda vez clausuraron los trabajos e impondrán multas.

El director de Obras Públicas, José Fernández Espíndola, explicó que los locatarios no tienen permiso alguno para realizar trabajos en el edificio que alberga los mercados Juárez e Hidalgo, por lo que el jueves de la semana pasada se les paró la obra que pretendían hacer, para evitar que la loza que se desprende de los techos siga cayendo al piso y poniendo en riesgo a los oferentes y clientes.

Ese jueves los locatarios aseguraron que tenían cuatro meses solicitando la obra al municipio, y debido a que no se les había hecho caso y a que las lluvias estaban por empezar, decidieron hacerlo por cuenta propia, para lo que contrataron dos albañiles y un arquitecto, hasta que llegó personal de Obras Públicas y Desarrollo Urbano y les frenaron los trabajos.

Sin embargo el viernes 23 de mayo, según revelaron los locatarios, ellos instalaron una cimbra, único trabajo preventivo que presuntamente se les permitió hacer, acción que negó el director de Obras Públicas por lo que se enviarán a inspectores del área y se retirará la madera que se colocó cercana a los techos.

El sábado la cimbra, que son piezas de triplay colocadas debajo de los techos y sostenidas de las paredes de los mercados, ya estaban en el pabellón A del mercado Juárez, y en ese momento Alberto Chi, presidente del Patronato de Mercados, dijo que les habían permitido hacer sólo las labores correctivas, pero no se les permitió instalar un plástico en el techo, pues ellos aseguran que es la humedad la que provoca los desprendimientos de concreto.

El director de Obras Públicas fue claro en que no se puede dar permiso para realizar alguna acción pues están en un proceso de evaluación desde octubre, y cualquier cambio que se haga interrumpe los estudios, pues podría mentir en los resultados.

“No es cierto, no hay autorización para hacer ningún trabajo, y no se puede dar autorización porque estamos en un proceso de evaluación, de octubre a la fecha, y cualquier cambio que se le haga interrumpe los estudios que estamos haciendo, nos van a mentir los resultados, no hemos dado ninguna autorización”.

Dijo que se pidió a la subdirección de Mercados que se hiciera una investigación con los locatarios, para que en caso de existir una autorización revelen el nombre de los funcionarios que les permitieron seguir con los trabajos planteados, y de esta forma poder fincar una responsabilidad a quienes hayan violado los reglamentos de construcción del municipio.

“Mencionaron que habían colocado unas maderas, ya lo platique con el subdirector de Mercados, tienen que investigar quiénes fueron, quién les autorizó en un momento dado, cualquier obra que se haga requiere de un permiso de Desarrollo Urbano y fincar una responsabilidad a quien haga trabajos que echen a perder los estudios que estamos haciendo o que hagan trabajos que pongan en riesgo los mimos locatarios”.

Indicó que la dirección a su cargo está facultada para poder fincar una responsabilidad contra quien esté realizando trabajos sin contar con una licencia de construcción, y se aplica una multa como sanción que oscila entre los 50 y 300 salarios mínimos.

Alberto Chi, presidente del Patronato de los Mercados, aseguró que el jueves personal de Obras Públicas platicaron con ellos  y les dieron permiso de palabra, sin embargo ellos estaban tramitando el permiso en Desarrollo Urbano, “nos dieron un permiso de palabra, apenas estamos tramitado el documento”.

El administrador de los Mercados, Roberto Castillo, admitió que no se dieron cuenta de la construcción que se hacía, pues aunque los inspectores de la Subdirección de Mercados no revisaron los techos.

Indicó que en el caso de los vigilantes, los pagan los mismos locatarios por eso no avisaron de los trabajos que se hicieron por la noche por los albañiles que contrataron los oferentes y que instalaron las maderas.