Magia y esoterismo, esperanzas de una vida mejor

A pesar de la poca afluencia de personas en el Mercado Juárez de Torreón, las yerberías mantienen alto margen de ventas, pues lo amuletos, sprays milagrosos y hasta la Santa Muerte esperan clientes.
El Mercado Juáres de Torreón presenta una gran variedad de productos "mágicos" para recibir el año nuevo.
El Mercado Juáres de Torreón presenta una gran variedad de productos "mágicos" para recibir el año nuevo. (Damián Ramírez)

Torreón, Coahuila

El mercado Juárez en estos días luce vacío. Sin embargo, los módulos de las yerberías han sacado las mesas con los productos más vendidos en esta temporada.

"El del colibrí es para solucionar todos los asuntos del amor, el de la moneda con el dólar para la abundancia con el dinero, para el juego viene siendo el amuleto del jugador".

Se trata de amuletos que pretenden afianzar la buena suerte, el amor, el dinero y la salud.

Armando tiene un año en el negocio familiar y explica que lo que más se vende al cierre del año son las veladoras de 7 colores, los sprays aromáticos y las semillas de la abundancia.

Para brincar el año y enfrentarlo con soluciones mágicas en cuanto a la prosperidad, el amor y el dinero, el joven apunta que se compran amuletos.

"Los productos van desde los 30 y hasta los 120 pesos. El más exitoso que tenemos son los amuletos", apunta Armando.

Si bien en el pasado se hacían con elementos orgánicos, hoy la representación animal se hace con polímeros y resinas.

El resultado es una imagen como los milagritos que se cuelgan ante cualquier altar católico después de una gracia concedida.

"El del colibrí es para solucionar todos los asuntos del amor, el de la moneda con el dólar para la abundancia con el dinero, para el juego viene siendo el amuleto del jugador".

"Estos están en 35 pesos pero el que más se vende es el de la doble suerte y el de la muerte de 7 colores también se vende mucho", establece Betsy, empleada de la yerbería Mary, ubicada en el interior del Mercado Juárez, por la entrada de la avenida Hidalgo, casi esquina con la calle Blanco.

La cruz de caravaca, signo de multiplicación y suma, se vende como protección personal junto con la imagen de la Santa Muerte.

"Muchos veneran a La Santa, le prometen y le llevan un morralito de la suerte a ella. Antes teníamos una Santa en el pasillo de en medio, la gente venía y la veneraba mucho, pero la quitaron y ya no supimos qué pasó", indicó Betsy.

Para brincar el año y enfrentarlo con soluciones mágicas en cuanto a la prosperidad, el amor y el dinero, se compran amuletos.

La Santa Muerte se consigue en resinas, con túnicas diferentes, montando un caballo. La que no oye, no mira y no escucha se vende el trío o por separado, cada pieza, ciega, sorda y muda, cuesta 40 pesos.

Otras "preparadas" se venden por 120 pesos, garantizando la abundancia en el amor, curadas, se rocían con sprays y semillas, adoradas con veladoras de 7 colores.

En suma, el pensamiento que ampara a la magia, sustenta su esperanza en un mejor panorama.

Pero para pedir dinero hay que pagar una cantidad nada despreciable. Pensar en el trabajar, tal vez luego.

JFR