Niega GDL desalojo en Feria del Calzado

Enrique Alfaro aseguró que la pavimentación de la zona, una de las razones para pedir el retiro de los comercios de la vía pública, no se puede detener.

Guadalajara

Los comerciantes que están dejando  la feria del calzado, lo están haciendo por cuenta propia, aseguran en el ayuntamiento de Guadalajara, en donde la palabra “desalojo”, está fuera de las acciones que realizan en esta zona de las calles Pensador Mexicano y la 76.

Durante al menos tres décadas, en los cruces mencionados ha operado la Feria del Calzado, y aunque dicha antigüedad es el principal argumento de los comerciantes para pedir que les dejen permanecer en el sitio, para el ayuntamiento hay riesgos en materia de protección civil y una invasión al espacio público que no está justificada.

TE RECOMENDAMOS: Violó Guadalajara derechos de comerciantes de la Feria del Calzado

El alcalde Enrique Alfaro, señaló que el conflicto que se ha generado en torno al tema, tiene que ver con la intromisión del Partido Revolucionario Institucional y algunos líderes comerciantes que operan como cacicazgos, algo que no permitirán explicó, “Todo lo que tenga que ver con líderes que crean que se pueden adueñar de espacios públicos, con grupos de poder que piensen que pueden secuestrar la ciudad, esa historia se acabó”.

El mandatario dijo que se pusieron opciones sobre la mesa para que los comerciantes se reubicaran y pudieran trabajar sin problemas durante la temporada decembrina, esto en la explanada del mercado Aldama en la zona del vestir, una opción que algunos propietarios de negocio ya aceptaron y con ayuda del ayuntamiento realizan el traslado de su mercancía.

Finalmente, Alfaro Ramírez dijo que “hay quienes no entienden que las reglas de esta ciudad es que hoy sí hay reglas, nosotros no vamos a dudar en aplicar el principio de que la ley es pareja y quienes quieren proteger ese ambiente de ilegalidad, le sugiero que se busquen una agenda”, pero aseguró que la pavimentación de la zona, una de las razones para pedir el retiro de los comercios de la vía pública, no se puede detener.