Reglamento del Corona no se cumple

Habría arrendamiento de locales y concesiones otorgadas a través de prestanombres.

Guadalajara

Los encharcamientos en el Mercado Corona parecen ser el menor de los males que padece el inmueble cuando se somete a revisión el cumplimiento de su reglamento de operación, un problema que de seguir creciendo llegaría a ahogar administrativa y operativamente al mercado municipal más grande de Guadalajara, entre lo más preocupante la renta de locales y concesiones conseguidas mediante presta nombres.

A tres meses de su apertura, en el edificio “General Ramón Corona”, muchos locatarios no acatan el reglamento que los rige, pero tampoco hay autoridad que lo haga valer, y esto se ve reflejado en la invasión de pasillos, una serie de locales cerrados, arrendamiento de espacios comerciales y otras situaciones que en conjunto afectan el adecuado funcionamiento del mercado.

Así como algunos locatarios sufren cada día para tener el ingreso correspondiente, otros simplemente se presentan una vez al mes y cobran la renta de un espacio que de acuerdo al documento que firmaron al momento de recibir la concesión, tendrían que trabajar ellos mismos, “hay compañeros que rentan sus locales y quienes los ocupan no tienen el mismo interés por mantener bien los espacios, tampoco pueden tomar decisiones porque no tienen representación ante nadie”, mencionó una locataria de la planta alta.

Gustavo Curiel Camarena, uno de los comerciantes más antiguos del Corona, y que actualmente funge como representante de los locatarios, estima que el número de locales que se rentan puede ser muy similar al de los espacios que son trabajados por sus propietarios, “en el antiguo mercado antes de que se quemara, yo creo que había un 30 por ciento de locales rentados y en este nuevo mercado la mitad o más están rentado, y está a los ojos de los funcionarios del ayuntamiento”.

El representante de los comerciantes señaló que debe existir una administración lo suficientemente fuerte para poder hacer valer el reglamento y entonces pensar en llevar al Corona a ser “el mejor mercado de la ciudad o del país”, y sí en la operación se han dado cuenta que el reglamento no es adecuado, la autoridad debe ser capaz de recomponer sus decisiones, “si se va a permitir entonces hay que modificar el reglamento, si no tienen forma de sancionar hay que arreglarlo, pero no podemos estar así”.

Consideró que hay aspectos en los que no se puede ser tan drástico y rígido, “porque van a tronar a algunos compañeros y tampoco se vale”, incluso señaló que hay cosas en las que el reglamento podría no ser adecuado y eso es lo que se debe revisar.

Otro de los temas que no se cumple en el reglamento del Mercado Corona es el manejo de un estilo e imagen general, en ocasiones algo que se violenta por necesidad de los locatarios, como es el caso de una serie de lonas que colocaron en el costado de la calle Zaragoza para cubrirse de las inclemencias del tiempo como lo son la lluvia y el sol, “la realidad es que el mercado está mal diseñado, vamos a poner unas lonas del mismo tono en lugar de las que pusieron los locatarios”, señaló el jefe de gabinete Hugo Luna Vázquez, algo que se hará con cargo a la empresa constructora del Corona.

En cuanto a posible renta de locales, el jefe de gabinete explicó que “ellos (los comerciantes) dicen que no, pero te doy unas referencias, el día que se hizo la elección del representante de los locatarios, muchos locales no estaban los dueños de las concesiones”, y agregó que independiente al tema del arrendamiento de espacios, “tendremos que hacer una evaluación y revisar porque no se están operando, la presunción que tenemos es que hay dueños de locales que tienen más locales de los que dicen tener, ahí con una especie de presta nombres y demás”, una situación que abre la posibilidad de revocar concesiones y lanzar una convocatoria para asignarlos a otros comerciantes, posiblemente a quienes quedaron sin posibilidad de operar en el primer cuadro.