Se acabó la Navidad: comerciante del mercadito

Luego de perder su patrimonio, vendedores buscan un apoyo para continuar con las ventas de temporada. 

Gómez Palacio, Durango

Francisca Salinas Rodríguez lleva más de 40 años siendo comerciante, recuerda que fue en tiempos de Carlos Herrera que les permitieron vender artículos navideños en este tradicional mercadito ubicado en el parque Morelos.

“Es un duro golpe para todos, los comerciantes del mercadito esperábamos con ansias esta fecha, las ventas nos permitían respirar un poco de nuestros compromisos financieros, las ventas estaban repuntando en el mercadito, ahora no nos queda nada”. 

Vende barro, escarcha, esferas y un poco de todos los artículos navideños que empieza a comprar desde el mes de noviembre en viajes a la Ciudad de México y Guadalajara. Este año realizó una inversión cercana a los cien mil pesos.  

“Lo poquito que ahorra uno, lo vuelve a invertir para hacer otro negocio. Yo vendo coronas para los difuntos, de lo poquito que saco de ahí y lo mucho que consigo prestado con intereses es como puedo poner mi puesto de artículos navideños. Todo el año nos la pasamos pellizcando el chivito para hacer el guardadito y así poder invertirle al negocio”.  

TE RECOMENDAMOS: Reducido a cenizas el Mercadito Navideño.

La señora Salinas también es locataria del mercado, comparte que es comerciante durante todo el año, ofrece artículos según la temporada, esa es la única forma de vida que conoce y ahora que ha perdido todo su patrimonio no está segura sobre su futuro. 

“Es un duro golpe para todos, los comerciantes del mercadito esperábamos con ansias esta fecha, las ventas nos permitían respirar un poco de nuestros compromisos financieros, las ventas estaban repuntando en el mercadito, ahora no nos queda nada”. 

Con la voz entrecortada explicó que cada año piden dinero prestado, los prestamistas saben que son personas de trabajo y que sin falta obtendrán su dinero de vuelta y con intereses. “Le debo a dos prestamistas, ambos prestan con interés mensual, ahora no sé que voy hacer sin mercancía”. 

“Lo poquito que ahorra uno, lo vuelve a invertir para hacer otro negocio. Yo vendo coronas para los difuntos, de lo poquito que saco de ahí y lo mucho que consigo prestado con intereses es como puedo poner mi puesto de artículos navideños".

Agregó que espera que la alcaldesa Leticia Herrera los apoye y adelantó que pedirán un préstamo al municipio para surtir material y tratar de vender todos sus artículos. “No queremos que nos regale, queremos un préstamo para traer más mercancía y con las ventas abonar a lo que se debe”.  

Al preguntarle cómo pasarán la navidad señaló: “se nos quemó nuestro patrimonio, se acabó la Navidad para nosotros, la preocupación y el estrés de pagar a los prestamistas, nos harán pasar una mala navidad”, concluyó. 


RCM