ENTREVISTA | POR CRISTINA GÓMEZ Y VÍCTOR HUGO DURÁN

René Bejarano Martínez Dirigente de Izquierda Democrática Nacional

El perredista llama a la ciudadanía para revertir la reforma energética.

“La mejor autodefensa es la consulta popular”

René Bejarano Martínez.
René Bejarano Martínez. (José Luis Tapia)

Tampico

La mejor autodefensa es la consulta popular, dijo ayer el líder de la corriente Izquierda Democrática Nacional René Bejarano, quien organiza una movilización pacífica nacional el 5 de mayo en demanda de que la ciudadanía pueda hacer uso de ese derecho constitucional para revertir la reforma energética.

Señaló que en las elecciones federales del 2015, los mexicanos deben decir sí o no a la reforma que, asegura, traerá desempleo y encarecimiento de la energía eléctrica y la gasolina.Afirmó que según las encuestas, el 70 por ciento de los ciudadanos se opone a la “privatización del petróleo”. Agregó que la consulta popular es un ejercicio que ya contempla la Constitución, pero no se lleva a la práctica porque el PRI y el PAN “tienen temor de que la gente se exprese”.

¿Por qué “#SíHayDeOtra”?

Porque se pretende revertir el pesimismo de que las cosas no pueden cambiar. Ya rebasamos los dos millones de firmas necesarias para llevar a cabo la consulta popular, pero el PRI y el PAN la están obstaculizando.

¿Por qué se debe revertir la reforma energética?

Porque nos va a despojar del patrimonio nacional, va encarecer la luz y la gasolina seguirá subiendo, van a despedir a muchos trabajadores, las empresas extranjeras solo vienen por las ganancias. Si en la consulta la mayoría de la gente dice sí, se queda, y si no, deben dar marcha atrás.

¿La división y debilitamiento de la izquierda contribuyó a la reforma energética? 

Con el Pacto por México, un sector de la izquierda se volvió comparsa del PRI y en parte cómplice también, fue un pacto traidor contra México, las fuerzas de la izquierda se dividieron y no fueron capaces de hacer un frene común como con Calderón. La izquierda debe sumar o multiplicar, no restar o dividir. Por eso hay que unirse ahora, para revertir esa tendencia.

¿Confía en que Nueva Izquierda deje de dirigir al PRD? 

La mayoría en el PRD quiere un cambio. Existe la posibilidad si Cuauhtémoc Cárdenas decide participar, de recuperar el proyecto original que formamos hace casi 25 años. 

¿Qué rumbo tomaría el partido?

Sería otra vez un partido de oposición, independiente del gobierno, con una alternativa de izquierda a la derecha bicéfala del PAN y PRI. Recuperaríamos la posibilidad de volver a ser gobierno en donde ya no se es, avanzaríamos en otros lugares e incluso estaríamos en condiciones de volver a ganar la Presidencia de la República, porque nadie duda que ganamos en el ’88 y en 2006. Hay muchos sectores del PRD que siguen siendo leales a su causa, nada más recuperaríamos la dirección para hacerlo más efectivo. Existen condiciones y hasta junio o julio se va a hacer la elección pero es válido en política hacer posicionamientos.  

¿La apuesta por Cárdenas es como candidato de unidad?

Claro porque no sería solo IDN quien lo apoyara, sino un conjunto de equipos políticos al interior del PRD e incluso de la ciudadanía, que podrían coincidir alrededor de su liderazgo.

¿Le permitirían elegir a su equipo?

El estatuto establece cómo se eligen esos cargos, pero debe tener margen de maniobra, aunque tampoco ser absoluto, deben participar los demás grupos, incluido Nueva Izquierda.

Por otro lado, ¿López Obrador y Ebrard son necesarios en la izquierda?

La izquierda dividida siempre será vencida, debemos revertir la tendencia a la dispersión y buscar la unidad de las izquierdas. Todos son necesarios, nadie sobra, pero nadie es estrictamente indispensable si se autoexcluye..

¿Son los únicos perfiles claros de la izquierda?

Falta mucho para el 2018 y en política siempre hay sorpresas y sorprendidos. Pueden emerger nuevos liderazgos. 

¿Y a la izquierda le afecta el proceder de Mancera?

Él está haciendo un esfuerzo muy importante, se han encendido focos amarillos en algunos temas, ojalá se corrijan, en el DF el cambio democrático ha echado raíces, lo avalamos, lo esencial sigue, hay que cuidar el exceso de confianza.