Restablecen servicio de agua tras megafuga en Conchello

Personal de Servicios de Agua y Drenaje reparó la tubería que fue dañada el sábado y que provocó una fuga.
Fue necesario mover unas vías del tren para la reparación de la tubería.
Fue necesario mover unas vías del tren para la reparación de la tubería. (Carlos A. Rangel)

Monterrey

Tras la megafuga de agua que se presentó el sábado por la tarde en la avenida Conchello, este domingo personal de Servicios de Agua y Drenaje repararon la tubería y el servicio de suministro finalmente se restableció.

Para esto tuvieron que retirar algunas de las vías del tren y cerrar uno de los carriles de Conchello.

Por la tarde, todavía había charcos que obligó a los automovilistas a bajar la velocidad y manejar con precaución.

El servicio de agua fue cortado debido a las labores de Agua y Drenaje para contener la fuga del vital líquido.

Los reportes de falta de agua llegaron hasta la colonia Argentina, Los Pinos, Moderna, y hasta el Barrio Antiguo; los vecinos de los Condominios Constitución reportaron fallas en el servicio en algunos de los edificios.

Pese a la presencia de letreros que específicamente señalan que es peligroso excavar en la zona, ya que puede causar accidentes, los vecinos aseguran que la fuga de agua que se dio ayer en la calle Conchello se debió a que trabajadores de Cemex estuvieron realizando labores de excavación en el lugar.

Fue el sábado poco después del mediodía cuando al menos seis calles de la zona quedaron inundadas al romperse unas tuberías de Agua y Drenaje, expulsando agua potable para consumo humano.

“No solo se empezaron a inundar estas calles, le entró agua a varias casas de los vecinos. También se empezó a hacer muchísimo tráfico porque los carros no podían pasar, es que en verdad era mucha agua. Los carros se empezaron a pasar por aquí, pero pues tampoco podían pasar”, relató Leticia, vecina del sector.

Y es que algunas viviendas terminaron afectadas cuando el agua que salía a presión en menos de cinco minutos logró inundar no sólo las arterias de Tránsito, sino las calles y las casas.

“Fue demasiado rápido, no tuvimos tiempo de hacer nada. No fue como cuando llueve, que pues ves que se va inundando poco a poco; fue bien rápido. De repente ya teníamos el agua aquí en la entrada”, añadió.