Hay desinterés del Gobierno en tema ambiental: ecologista

Experto asegura que de seguir así el futuro no es muy alentador, incluso que si se mueren los ríos, se muere la ciudad, pues su función autodepurable mantiene el ambiente limpio.
Los neumáticos arrojados al agua, han sido colocados por los habitantes como un improvisado puente para evitar tener contacto con el agua contaminada.
Los neumáticos arrojados al agua, han sido colocados por los habitantes como un improvisado puente para evitar tener contacto con el agua contaminada. (Roberto Alanís)

Monterrey

En opinión del ecologista Guillermo Martínez Berlanga, la situación de contaminación en el río Pesquería se debe a un desinterés e indiferencia del gobierno sobre el tema ambiental, en general, y en específico al de los ríos.

"Desafortunadamente el Gobierno del Estado ha demostrado que el tema ambiental no le interesa, la Secretaría de Desarrollo Sustentable, ya van cuatro meses, y no ha tomado una sola medida en beneficio del medio ambiente, menos de los ríos y las montañas", denunció el ecologista.

Sin embargo, Martínez Berlanga destaca que no solo el Pesquería pasa por un grave problema de contaminación, sino que es constante en todos los ríos urbanos, y ahí generaliza que la indiferencia es a todos los niveles de gobierno.

"Lo que pasa es que todos los ríos urbanos de la zona metropolitana de Monterrey, incluido el Pesquería, están en el total abandono, en la total indiferencia de las autoridades municipales, estatales y federales", subrayó.

Para el ecologista lo que hace falta es una política de Estado en materia ambiental.

"Y no les preocupa porque no hay una política de Estado en materia ambiental, y los ríos urbanos de todas las ciudades del mundo, son ríos que se tienen que proteger, que se tienen que cuidar, que se tienen que mantener sustentables y limpios.

"Porque finalmente son las válvulas de escape que liberan a las ciudades de la contaminación y de los metales pesados, sobre todo, de los desechos, de las heces fecales de las casi 400 mil familias que no tienen drenaje y que defecan al aire libre", precisó Guillermo Martínez.

Destacó que no se trata de 'vamos a limpiar el río y punto', sino de todo un plan integral, de al menos 50 medidas para que los ríos se conviertan en 'paraísos', y no en riesgos para la salud.

"Primero hay que establecer una política de Estado, los ríos tienen que permanecer limpios, sin contaminar, tienen que tener sus áreas de acompañamiento y de amortiguamiento bien reforestadas, bien limpias, tienen que ser unos verdaderos paraísos

"No puedes mantener los ríos limpios y sustentables, si no tienes una política de Estado, es como cuando metes un paciente a un hospital, no es nomás porque lo ingreses al hospital, tienes que bañarlo, lavarlo, darle el medicamento, hacer el diagnóstico, mantenerlo, etcétera, son 50 medidas que tomas con el paciente, los ríos son igualitos", comentó.

El panorama a futuro no es muy halagador en caso de no hacerse lo necesario para salvar al río Pesquería.

"Los ríos tienen una propiedad, y es que se autodepuran, se limpian solos, en la figura hipotética de que desaparecieran los ríos urbanos, especialmente el Pesquería, la ciudad amanecería con un olor fétido, característico de los cadáveres, porque quiere decir que se murió el río y se murió la ciudad", puntualizó el ecologista con más de 25 años de lucha en pro del medio ambiente, Guillermo Martínez Berlanga.