Medina compra mansión que habitará en octubre

El gobernador y su familia dejarán de habitar la Casa de Gobierno para mudarse a una residencia en Hacienda Las Misiones, en Santiago.
La operación se concretó el año pasado.
La operación se concretó el año pasado. (Luis García)

Monterrey

El próximo mes de octubre, cuando concluya su encargo como gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz y su familia dejarán la Casa de Gobierno, residencia ubicada en Morones Prieto número 200, en San Pedro Garza García,  y se mudarán al exclusivo sector de Hacienda Las Misiones, en Santiago.

Documentos públicos en poder de MILENIO Monterrey dan cuenta que la propiedad de la familia Medina Salinas se encuentra enclavada en el séptimo sector del citado complejo, y consta de una superficie de un mil 238 metros cuadrados.

El contrato de compra-venta celebrado ante el titular de la Notaría Pública 129, Juan Manuel García García, revela que el costo total de la operación fue de 13 millones 300 mil pesos. De éstos, dos millones 043 mil 30 pesos corresponden al valor del terreno, y los 11 millones 256 mil 970 pesos restantes representan el valor de la construcción.

El acuerdo entre ambas partes se concretó el 12 de agosto de 2014. Ese día, los Medina entregaron un millón de pesos, y los 12 millones 300 mil pesos restantes el 1 de septiembre de ese mismo año.

Como parte vendedora figuran Rachel Ann Morales López y su esposo Miguel Cisneros Yedra, en tanto que la parte compradora es Gretta María Salinas Margáin, esposa del mandatario estatal.

La investigación también arrojó que Medina de la Cruz se desprendió del domicilio familiar previo a su mudanza a Casa de Gobierno. Se trata de una propiedad ubicada en la calle 20 de Noviembre de la colonia Tampiquito, en San Pedro.

El 23 de abril de 2010, el titular del Ejecutivo estatal celebró un contrato de compra-venta ante el mismo notario público 129, mediante el cual traspasó la propiedad a la particular Roberta Domínguez Caballero, por un monto de cinco millones 850 mil pesos.

Por el terreno con superficie de 336 metros cuadrados, el mandatario estatal recibió un millón 390 mil pesos, y los cuatro millones 460 mil pesos restantes fueron producto de la construcción. Ésta era la vivienda familiar de los Medina antes de mudarse en 2009 a la colonia San Francisco, donde se ubica Casa de Gobierno, inmueble que desde hace años la administración estatal renta a la familia de Ovidio Elizondo Treviño, ex funcionario estatal que falleció el año pasado.

Además de la vivienda en Las Misiones, se detectó una propiedad más al gobernador Rodrigo Medina. Se trata de un terreno que adquirió a finales de 2014 en el municipio de General Terán.

Nuevamente a través de la Notaria Pública 129, el mandatario estatal concretó el 22 de diciembre del año pasado la compra de 36 hectáreas de un lote de terreno de agostadero, propiedad de Agroindustria Los Ébanos, una sociedad de producción rural de responsabilidad limitada de capital variable.

Los representantes de dicha sociedad, Felipe de Jesús Marroquín Salazar y Sylvia Margarita Alanís Alanís, celebraron el contrato con Medina de la Cruz por un monto de tres millones 260 mil pesos.

En días recientes, el gobernador ha recibido cuestionamientos por parte de la oposición por la propiedad de terrenos en el municipio de Mina.

 

Responde gobernador

Tras detectar la existencia de estas propiedades, MILENIO Monterrey buscó al gobernador del Estado, Rodrigo Medina, para que explicara ambas adquisiciones. El mandatario respondió que tanto la casa en Las Misiones, en Santiago, como el terreno de agostadero, en General Terán, constan en su declaración patrimonial como funcionario público.

"Esta operación (la compra de vivienda en Santiago) la realicé con el producto de mis ahorros de hace más de 10 años, como también con la venta de mi anterior casa, donde habitábamos mi familia y yo, que por dicha operación obtuve la cantidad de cinco millones 850 mil pesos en el año 2010", precisó.

"Todo esto lo realice siguiendo los trámites legales correspondientes. Insisto de nueva cuenta que todo esto ha sido público, perfectamente legal y declarado ante las autoridades correspondientes".

Medina afirmó que las operaciones se encuentran inscritas en el Registro Público de la Propiedad y defendió la legalidad de estas operaciones realizadas en el año 2014.