Obligadas medidas de austeridad en Durango

El gobernador Jorge Herrera explicó que se deberá actuar ante el recorte de presupuesto que se anunció a nivel nacional. Entre las acciones que se implementarán está el ahorro de combustible.

Gómez Palacio, Durango

Jorge Herrera Caldera, gobernador de Durango señaló que ante el recorte de presupuesto que se anunció a nivel nacional, "las medidas de austeridad en el Gobierno son obligatorias y se tendrá que hacer más con menos".

Será durante los próximos días que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público determine los recortes que se presentarán en el presupuesto, el porcentaje y las obras que se verán afectadas.

El mandatario estatal resaltó como algunas estrategias que implementará son entre otras, el ahorro en combustible, en el gasto corriente y energía eléctrica.

En relación al Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia en éste año sufrió una disminución del 7 por ciento.

"Es importante que en esta situación qué es producto del entorno internacional, hagamos todos un esfuerzo y hagamos todo lo posible para que sea lo menos en la reducción de obra pública", externó.

Resaltó que la construcción del Hospital General de Gómez Palacio está garantizada, debido a que el recurso se encuentra en un fideicomiso.

El recurso para el desarrollo de la obra está blindado y hasta el momento lleva una inversión de mil 150 millones de pesos, además acaban de autorizar el recurso para adquirir el acelerador lineal para el Centro de Cancerología de Gómez Palacio.

La ventaja es que el dinero ya está depositado y no será afectado por recortes, así como no se requieren gestiones por los diputados federales para conseguir los recursos en el presupuesto federal.

La obra va muy adelantada, en febrero se lanzaron las licitaciones para el equipamiento y a finales de año se contempla la conclusión de la obra civil.

En relación al Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), en éste año sufrió una disminución del 7 por ciento, mismo que ya se había establecido en el presupuesto.