Saturará al IMSS-Mante la afiliación de estudiantes

Los galenos protestaron en contra de una eventual reforma en salud, afirman trabajan para atender a más gente con los mismos recursos

Ciudad Mante

La incorporación de 10 mil estudiantes al Seguro Social en la zona Mante, impactará de forma negativa al instituto, pues se presentará una sobrecarga de trabajo que no estará soportada ni por más recursos materiales, ni por más médicos, denunciaron doctores.

Jazmín Montes, integrante del grupo de médicos que s e manifestaron en contra de una eventual reforma en salud, habló específicamente del tema de la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos los médicos de todo el sector salud y dijo que si esto fuera acompañado de mayor infraestructura o por lo menos mayores recursos materiales, no se estarían inconformando.

Sin embargo, aseguró que la universalización de los recursos, que es precisamente darle derecho de atención a toda la población, lleva a saturar clínicas y hospitales, hace que la atención médica sea deficiente y colapsa instituciones.

Citó como ejemplo el decreto presidencial que da derecho de afiliarse al IMSS a estudiantes de nivel medio superior y superior y que en El Mante hizo crecer de golpe el padrón de derechohabientes en más de 10 mil, como una decisión que afecta al funcionamiento de las instituciones. “En este caso, hablando específicamente de El Mante, la afiliación de estos estudiantes va en detrimento de la atención médica porque si actualmente estamos brindándole un máximo de diez minutos a cada paciente, al estar saturados le v amos a brindar mucho menos, cuando lo ideal sería destinarles al menos media hora”, dijo.

Aseguró que el problema con las instituciones, es que la saturan con más pacientes, pero siguen operando con las mismas instalaciones, el mismo número de doctores y en ocasiones, la disponibilidad de medicinas en lugar de ir a la alza disminuye. “Esto lo único que va a ocasionar es poner al borde del colapso a las instituciones y a la vez, hace que los pacientes nos culpen a nosotros como médicos, incluso nos llegan a demandar, criminalizan nuestra actividad pensando que somos los doctores quienes no queremos atenderlos o brindarles el medicamento, cuando la realidad es que es la institución la que no provee los insumos necesarios”.