Reportan amenazas en contra de médicos pasantes en Jalisco

Dicha dependencia del gobierno de Jalisco ha solicitado apoyo de la Fiscalía General y de las policías municipales para revisar los centros de salud o las casas de salud donde habitan los médicos.

Guadalajara

Durante este 2016 se han registrado al menos seis casos de amenazas a médicos pasantes en el estado de Jalisco, afirmaron el secretario de Salud Jalisco, Antonio Cruces Mada y el rector de la Universidad de Guadalajara Tonatiuh Bravo Padilla.

De acuerdo a los funcionarios, dichos casos se han registrado en las regiones Altos Sur, Altos Norte y Costa, ninguno se ha denunciado ante la Fiscalía General del Estado y sólo se ha realizado de manera verbal.

“Son amenazas generalizadas de atención al paciente, no son muy claros pero de que los amenazan de que atiendan de manera obligatoria en determinados horarios, en sus días de descanso o inclusive que hagan algún procedimiento que no está adecuado y que lo obligan a hacerlo y si no habrá consecuencias”, dijo el secretario de Salud.

Dicha dependencia del gobierno de Jalisco ha solicitado apoyo de la Fiscalía General y de las policías municipales para revisar los centros de salud o las casas de salud donde habitan los médicos. Por su parte, la Universidad de Guadalajara realiza cambios de sedes donde realizan su pasantía los médicos.

El rector general no descartó en que diferentes amenazas podrían involucrarse grupos delictivos pero no es la única razón de este tipo de amenazas.

“Tienen por ahí un herido que no lo quieren llevar a que lo atiendan a otro lugar, si quieren que vayan a otro espacio porque la persona no quiere que se atienda, no puede estar en un lugar público o por las razones que sea”, dijo el rector.

Respecto a que se evite enviar mujeres a las regiones que podrían ser más peligrosas, el rector dijo que es una situación que se debe de estudiar puesto que hay mujeres que piden no se diferencie los sitios a los que son enviados los médicos pasantes. Señaló que también se debe tomar en cuenta las condiciones físicas y de habitabilidad de las instalaciones de salud.