Espera McAllen mantener amistad con regiomontanos

El comercio de la ciudad texana busca beneficiar a los mexicanos con descuentos y ofertas tras la apreciación de la divisa americana.

Monterrey

La ciudad de McAllen, Texas, espera que factores como la llegada de Donald Trump la presidencia de Estados Unidos o la apreciación del dólar no debiliten la amistad que hay con los compradores regiomontanos.

Esto lo expresó Jim Darling, alcalde de la ciudad texana, quien en diciembre visitó Monterrey, donde se reunió con autoridades locales e invitó a los ciudadanos a seguir acudiendo a comprar a McAllen, pues ésta depende de forma importante de la derrama económica de los visitantes mexicanos.

La invitación del funcionario estadunidense cobra relevancia luego de que miles de regiomontanos cuestionaran la elección de Trump y se lanzara una campaña en redes sociales para promover que no se visite la frontera con Texas.

Además, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, exhortó a los ciudadanos a abstenerse de consumir en el país vecino, con el fin de dar un "escarmiento" al magnate por querer evitar que la inversión estadunidense llegue a México, luego de que se interpusiera a la mudanza de Carrier y Rexnord al estado.

"Somos amigos, para eso estamos aquí. Es un problema de lo que las personas leen y tienen una percepción errónea. Somos amigos, y queremos que sepan que en McAllen el negocio sigue como siempre. Tenemos muchos desarrolladores de aquí, muchos comerciantes, y nos sentimos cómodos trabajando con regiomontanos.

"Esperamos que no se debilite esto, y esperamos que la gente siga yendo y se sientan cómodos comprando en Estados Unidos. Estamos trabajando todo el tiempo en nuestra frontera para asegurarnos de que la experiencia de cruce no sea incómoda, y estamos invitando a todos a venir.

En McAllen no sentimos diferencia con los cambios políticos, somos una ciudad internacional y nuestras puertas están abiertas para nuestros compradores y clientes mexicanos", explicó Jim Darling en entrevista con MILENIO Monterrey durante su visita a Nuevo León.

Los puentes fronterizos son un tema de gran importancia para la administración, recalcó el alcalde. Precisó que registran hasta 70 mil cruces mensuales de vehículos procedentes de México o camiones de turistas que van hacia McAllen, Texas.

El puente, dijo, no puede competir contra otros, como el de Laredo, ya que ése puerto es altamente comercial e industrial.

Darling no descartó que en los últimos días del año haya un incremento en las ventas para el comercio de McAllen. Aún y con una caída anual de 4 por ciento, derivada principalmente del tipo de cambio, la ciudad espera mantener un ritmo acelerado de transacciones.

"Siguen yendo, hay mucha gente. La gente hace sus compras al último momento, y competimos contra San Antonio, contra Houston también, pero hay que entender que McAllen es hasta cierto punto más cómodo.

"Siempre esperamos que podamos atenderlos y recibirlos, la Cámara de Comercio está preparando ofertas y descuentos, y hay que reconocer que el tipo de cambio les puede afectar, por lo que estamos buscando apoyar a los mexicanos de alguna manera", afirmó el alcalde de McAllen, Texas.