No sólo dan mayor carga, además ajustan las reglas

La principal variación es en el Impuesto Sobre la Renta, que elevará su tasa según los ingresos que reporte cada contribuyente en sus declaraciones.
En Gómez Palacio, Canacintra prevé impacto negativo por alza del dólar y gasolinazos.
Las alzas a la gasolina se mantendrán a menor grado. (Carlos Rangel)

Monterrey

Las modificaciones a la política hacendaria que entran en vigor a partir de este primer día del 2014, suponen para la población no sólo nuevos impuestos, sino también novedades en las formas de tributar.

En este sentido se consultó a especialistas de la firma KPMG quienes exponen los principales puntos que contiene el nuevo sistema fiscal en México.

Entre los aspectos más destacados de esta modificación al marco legal, particularmente la nueva Ley de Impuesto Sobre la Renta, que según señala KPMG, es la aplicación del impuesto especial a los alimentos chatarra del 8 por ciento.

Explica que se aumentó el impuesto a las personas físicas, así como la imposición de un gravamen de 10 por ciento en los dividendos, utilidades distribuidas, mientras que los márgenes de deducción fueron restringidos.

En cuanto al nuevo régimen para las personas físicas, las modificaciones tienen la finalidad de ampliar la base limitando las deducciones y aumentando la tasa, las cuales pagarán el 32 por ciento a partir de cifras superiores a los 750 mil pesos; el 34 por ciento cuando las percepciones sean superiores a un millón de pesos, y el 35 por ciento cuando se superan los tres millones de pesos, añade en su análisis.

En este último tema, sobresale la limitación en las deducciones en el caso de las aportaciones a fondos de pensiones y jubilaciones, pues el máximo deducible será del 47 por ciento.

Mientras tanto, el consumo en restaurantes sólo podrá ser deducible hasta un límite de 8.5 por ciento.

Además indica que se incluyen como deducción las cuotas que se paguen de acuerdo con la nueva Ley del Seguro del Desempleo, pero se eliminan las cuotas obreras pagadas por los patrones.

Con la reforma fiscal aprobada, los donativos tendrán una modificación en términos de deducción, pues se establece que no serán deducibles los donativos que se realicen entre partes relacionadas.

En el caso de donativos a escuelas, los donativos serán deducibles sólo en el caso de que la institución cuente con autorización para recibir donativos deducibles.

De acuerdo a KPMG, el nuevo régimen supone que tampoco se podrán ofrecer en donación bienes que en términos de otras disposiciones legales no puedan ser enajenados o se establezca un uso específico para ellos.

Asimismo, la consultora explica que otro de los aspectos fundamentales que incluye el nuevo marco regulatorio en materia fiscal es la eliminación del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), el cual es sustituido por el llamado Régimen de Incorporación Fiscal, que entre sus objetivos pretende fomentar la formalidad para los pequeños negocios.

Sin embargo, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicado el jueves 26 de diciembre señala que se liberará de la carga del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los negocios que estén bajo este régimen.

Entre otras cosas, KPMG comenta que la reforma presenta como novedad la incorporación de la tecnología, pues se vuelve obligatorio el uso de las facturas electrónicas y el buzón fiscal.

En el mismo sentido, fue eliminado el Impuesto Especial a Tasa Única (IETU), sin embargo, se mantiene la tasa del 30 por ciento del Impuesto Corporativo, y a pesar de que en un momento se pensó que ésta iría disminuyendo paulatinamente, esto no sucederá, añade.

Se incorpora también, explica la consultora, un nuevo estímulo para aquellos contribuyentes que adquieran combustibles fósiles, pero que los utilicen como materias primas sin someterlos a un proceso de combustión.

Para las empresas maquiladoras el reto consiste en que en adelante prescindirán de algunos beneficios que en el pasado tenían, por ejemplo, serán gravadas las importaciones temporales con 16 por ciento.

De la misma manera, se homologa el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la zona fronteriza al 16 por ciento.

En el caso de traspasos desde cuentas bancarias, ahora se establece que la cuenta de origen debe estar a nombre del contribuyente, tanto en el caso de gastos mayores a 2 mil pesos, así como en el caso de pagos de salarios.

En materia de inversiones, a partir de 2014 la deducción inmediata quedará eliminada, es decir, que la recaudación diferida que el estado obtenía a través de este mecanismo tendrá que hacerse a través del procedimiento conocido como “línea recta”.

Otro tema que también ha causado polémica dentro del nuevo régimen hacendario, es la eliminación del sistema de tributación conocido como “consolidación fiscal”, en este aspecto KPMG detalla que en su lugar se aplicará un régimen opcional para los grupos de sociedades, que mantiene aspectos similares con el régimen que se deroga, tales como el diferimiento del impuesto en periodos de tres a cinco años.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]